VOD

Has filtrado por etiqueta: infecciones

The Bay

Anisakis mutantes

The bay

Ver ficha completa

  • Título original: The Bay
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Barry Levinson
  • Guión: Michael Wallach
  • Intérpretes: Kristen Connolly, Christopher Denham, Jane McNeill
  • Argumento: Una joven periodista saca a la luz los extraños acontecimientos ocurridos en Chesapeake.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

The Bay

El found footage o cine de cintas encontradas parece que se ha instalado para quedarse, cada vez abarca más géneros y la cantidad de títulos crece a cada día. Entre sus virtudes destaca la verosimilitud de las situaciones y el abaratamiento de los costes de producción. Entre sus defectos, la abundancia de momentos muertos, el uso mareante de la cámara y guiones demasiado superficiales con conclusiones generalmente abruptas. No es de extrañar, dadas sus características, que sea el vehículo elegido por directores noveles y productoras pequeñas… lo que ya no es frecuente es que un director consagrado, como es Barry Levinson, se anime por ese método para contar una historia. Por eso, desde que supe del proyecto, andé intrigado por ver cuánto partido había sacado al género y si había logrado aportar aspectos nuevos a esa forma de rodar.

En 2009, la pequeña comunidad de Chesapeake sufrió en sus carnes una extraña infección; una suerte de parásito en el agua se instaló en el interior de sus habitantes y desde allí comenzó a devorarlos por dentro. El gobierno trató de silenciar el asunto confiscando todo el materia posible. Una joven periodista, que vivió de cerca los acontecimientos saca, en un documental, la verdad a la luz; De su mano indagaremos sobre los acontecimientos de ese 4 de julio, el origen de la plaga y el destino de algunos de sus protagonistas. Seguir leyendo…

Lo mejor: Buenos efectos y buena sensación de realidad. Además de terror hay un trasfondo en la historia.

Lo peor: Algunas concesiones del guión un tanto gratuitas.

Antiviral

De tal palo tal astilla

Antiviral

En un futuro cercano el culto a los famosos será llevado a los excesos, y la gente pagará dinero por contraer las mismas enfermedades de aquellos a quienes admiran. Syd March, empleada de una clínica que cultiva dichas enfermedades, trafica con los valiosos virus: los inyecta en su cuerpo y los vende posteriormente en el mercado negro. Pero un día contrae algo nuevo y misterioso que podría acabar con su vida.

No imagino una carga más pesada y una mayor responsabilidad, en definitiva, que debutar como director cinematográfico con una película de terror llevando a tus espaldas el apellido Cronenberg. Pero desde luego Brandon Cronenberg, hijo de su majestad David Cronenberg, le ha echado narices al asunto. No solamente debuta con una película de terror, si no que a tenor de lo visto en el trailer de Antiviral, título de su ópera prima que, por cierto, podremos ver en el muy prometedor Festival de Sitges que dará inicio en apenas unas semanas; el bueno de Brandon parece tener muy bien aprendido el legado de su señor padre.

Agujas, adicciones, apéndices corporales, cicatrices, llagas, infecciones, transformaciones… Es sumamente sencillo, viendo la naturaleza de la propuesta de Brandon Cronenberg, recordar los primeros pasos de su insigne padre en títulos tan recordados como Vinieron de dentro de… (Shivers, 1975) o Rabia (Rabid, 1977).

Quarantine 2: Terminal

Nada de posesiones demoníacas... un virus en toda regla y de altos vuelos

Quarantine 2: Terminal

¿Os acordais de Quarantine? Sí… el remake-literal que Hollywood le dedicó al REC de Jaume Balagueró y Paco Plaza. Yo no me acuerdo, porque simplemente nunca llegué a verla. Jamás me entraron ganas de ver una película prácticamente idéntica a otra que había visto poco tiempo atrás.

Pero todo apunta a que a Quarantine tampoco le fue tan mal en taquilla, al menos en los USA. De otra manera no se explica el advenimiento de una secuela, Quarantine 2: Terminal que, en esta ocasión, no tendrá nada que ver con el REC 2 español. En lugar de seguir el camino marcado por la discutida secuela de Balagueró y Plaza, el director y guionista norteamericano John Pogue se acoge a un nuevo escenario que también nos resulta familiar, el de la divertida serie B Flight of the Living Dead.

Un vuelo nocturno se dirige de Los Ángeles a Nashville. La cosa se complica cuando un pasajero enferma gravemente a causa de un virus misterioso parecido a la rabia y el avión ha de realizar un aterrizaje de emergencia en un aeropuerto metropolitano de gran tamaño. La auxiliar de vuelo sin experiencia Jenny se hace cargo de la seguridad de los pasajeros, que no tardan en descubrir que están en cuarentena cuando llegan un grupo de vehículos de emergencia, unidades de policía y de CDC. Desesperada por huir, Jenny se alista para ayudar a otro de los supervivientes, Henry, e idear un plan para sobrevivir…

Por el camino - a raiz de lo visto en el trailer – hemos perdido todo el tema del falso documental y la filmación cámara al hombro, en mi opinión uno de los grandes aciertos de la saga REC.

Quarantine 2: Terminal se estrenará en el mercado doméstico USA durante el año en curso. Y al tratarse de una secuela supongo que no tendrá excesivos problemas en llegar a España, tal y como ocurrió con las pésimas secuelas de Mirrors y Jóvenes Ocultos.

Los infectados

El terror latinoamericano cobra protagonismo

Los infectados

Los infectadosEl repentino brote de un virus desconocido que convierte a la gente en criaturas rabiosas y hambrientas, ataca a la gente en todo el mundo. Marcos, Claudia, Renato y Zoe, una niña de 5 años, deciden huir y esconderse en un cerro; pero los infectados comienzan a aparecer cerca de ellos.

El terror latinoamericano sigue pegando fuerte. Al buen hacer del argentino Adrián García Bogliano (No moriré sola, Sudor Frío), hay que sumarle una retahíla de títulos que empiezan a destacar en festivales especializados de medio mundo (sin ir más lejos, Sitges 2010), tales como La casa muda del uruguayo Gustavo Hernandez, la también argentina Fase 7, la delirante Deus Irae, o la mexicana Somos lo que hay.

Y precisamente desde México nos llega la producción independiente Los Infectados. Escrita y dirigida por el debutante Roberto Alegre, quien contó con un presupuesto de 3.000 dólares, Los Infectados regresa al lugar común de una pandemia de alcance mundial que convierte a los afectados en criaturas sedientas de sangre. Deudora, según palabras del propio Roberto Alegre, de mitos del subgénero zombi tales como 28 días después o Dawn of the Dead, Los Infectados se rodó completamente en localizaciones naturales (distrito federal de México y Cuernavaca), con iluminación natural y cámara en mano, y contó con la participación de actores profesionales pero muy poco conocidos. Actualmente Los Infectados se encuentra en fase de post-producción y Roberto espera tenerla lista durante el próximo mes de marzo.

A mi modesto parecer una de las propuestas zombi más interesantes, a priori, en lo que llevamos de año.

Roid Rage

¿Qué te pica forastero?

Roid Rage Grande

Roid Rage PosterDos agentes del FBI descubren un horror de origen nuclear, como nunca hubieran imaginado, cuando comienzan a investigar la muerte de varias prostitutas con la cara literalmente arrancada

Parece que una nueva gamberrada fílmica, al más puro estilo “grindhouse”, llega en forma de corto convenientemente administrado cual supositorio. Y os preguntaréis, ¿hasta dónde quiere llegar el tito Bob con ese “supositorio”? Pues ni más ni menos que a donde muchos chicos les gustaría acceder de una forma u otra: os hablo de la estrecha puerta de la virtud, el tercer ojo de Shivá o, más coloquialmente, el ojo del culo. Este bizarro cortometraje, de próximo estreno para el 2011, nos presenta una historia escatológica y que según su trailer parece rodada con bastante atino para lo que suele ser habitual en cortometrajes de esta índole (recordándome, hasta cierto punto, a otros trabajos como la reciente Brutal Relax). Aquí, lo que parecen unas tenias mutadas revelan su mala leche a base de mordiscos directamente desde… ¡el ano de su portador!

Sin ir más allá de la pura anécdota y el encantador uso de las manchas y gránulos típicos del cine de sesión doble setentero; creo que Roid Rage puede ser un entretenimiento cafre y tremendamente válido para un ratito de insomnio, si alguien tiene a bien liberar unos subtítulos cuando se estrene el año que viene. La petición ahí queda y si alguno cree que estoy siendo abusivo, siempre puede mandarme a tomar por…