VOD

Has filtrado por etiqueta: syfy

Mega Python vs. Gatoroid

Estrellas del pop Vs Animales grandotes

Mega Python vs Gatoroid

Ver ficha completa

  • Título original: Mega Python vs. Gatoroid
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Mary Lambert
  • Guión: Naomi L. Selfman
  • Intérpretes: Deborah Gibson, Tiffan, A. Martínez
  • Argumento: Una fanática defensora de los derechos de los animales, libera serpientes exóticas de las tiendas de mascotas, que son importadas ilícitamente. Son pitones que luego comienzan a adquirir mega-proporciones.

40 |100

Estrellas: 2

Mega Python vs Gatoroid

De la mano de Mary Lambert, directora de Cementerio Viviente y su secuela, nos llega una película producida por The Asylum para la cadena SyFy. Bueno, más que una película sería una reunión de amigos que quedan para hacer algo juntos y pasárselo pipa. Los protagonistas de la película, aunque del título se desprenda que son los monstruos, son en realidad dos cantantes pop (ambas chicas) más preocupadas en enfrentarse entre sí que en luchar contra los propios bichejos. A una de ellas la conocemos todos por su participación en Mega Piraña: Tiffany. La otra es Deborah Gibson, cantante y compositora pop que, al igual que Tiffany, empezó de manera muy precoz en esto de la música, siendo la artista más joven en escribir, producir e interpretar una canción que alcanzó el número 1 en los EEUU, Foolish Beat. Si a esto le sumamos el cameo que lleva a cabo el cantante y batería de The Monkees, Micky Dolenz, ya tenemos a tres viejas glorias reunidas y dando guerra… bueno, unas más viejas que otras.

Unos activistas en pro de los animales deciden entrar en unas instalaciones donde hacen pruebas a las serpientes para liberarlas y así devolverlas a su hábitat natural, los pantanos. Allí empezarán a crecer a tal tamaño que se comerán a la fauna autóctona de la zona, los caimanes. La sheriff del lugar, para poner fin a tal masacre, tiene la genial idea de administrar hormonas de crecimiento a los caimanes para que así puedan defenderse. A priori la cosa funciona, pero cuando los caimanes empiezan a poner huevos y estos son devorados por las serpientes, empieza un círculo de crecimiento por parte de las dos especies imposible de parar. Si es que a veces es peor el remedio que la enfermedad.

Nos encontramos ante otra de esas pelis de malos actores, escenas que invitan a exclamar “madre de dios”, diálogos de besugos y algunas de esas situaciones divertidas que últimamente tanto me gustan, aunque eso sí, sin alcanzar ni de lejos el humor tronchante de Mega Piraña.

Aquí los personajes humanos cobran más importancia que los mismos monstruos y se dibujan un poco más que en otras películas, que optan por otorgarle todo el protagonismo a las bestias dándoles a estas un toque más realista o intentando que parezcan ser la rehostia de terrorícias con el fin de asustar a los presentes. De esta manera a parte de las dos estrellas del pop y del batería de los Monkees - ¡por Dios, que alguien le diga a este señor que no salga en más películas… tiene menos carisma que una estatua de piedra! – , nos encontramos con personajes bastante graciosos y a la vez aborrecibles: los ayudantes de la sheriff, el doctor indio (jejeje, muy buena su presentación), los cazadores rednecks… Hay un par de escenas donde te sacan alguna carcajada, pero nada más. El resto es pura visión hipnótica-embobada.

Los bichejos salen poco, pero cuando salen ocupan toda la pantalla; y cuando parece que por fin las mega serpientes y los mega cocodrilos se deciden a pelearse, unen sus fuerzas para comerse a los humanos. ¿Y qué hace entonces la directora? Pues desvía toda nuestra atención hacía la pelea que mantienen las dos mega estrellas del pop para dilucidar a cuál de ellas le asiste la razón a la hora de explicar lo sucedido. Dura tanto la escena que estás más pendiente de si se quitan la ropa y empiezan a follar que de cualquier otra cosa. Pero no, al final también acaban uniendo sus fuerzas para intentar acabar con los bichos en cuestión.

Como viene siendo habitual en las producciones de Asylum, el final es estúpido. Con feromonas atraen tanto a cocodrilos como a serpientes hacía un lugar concreto para hacerles explotar, no sin antes pasar por medio de la ciudad y causar algún que otro desastre. Y durante el trayecto Mary Lambert intenta dotar de dramatismo a algunas escenas y de esta manera encoger el corazón del respetable, eso sí, sin conseguirlo. Es más, dichas escenas lo que provocan es vergüenza ajena.

Peli cutre, no recomendada si no eres muy fan de Asylum o quieres pasar un rato con el cerebro desconectado… pero bien desconectado. Aún así yo me lo he pasado bien. ¿Será que de tanta caspa mi cerebro ya no encuentra la manera de reconectarse? Pues espero que siga así oigan, que prefiero mil veces esto a coger una mala leche terrible con remakes estúpidos u otras barbaridades que gracias a Dios nunca veremos asomar la cabeza por Almas Oscuras.

Lo mejor: Su poca seriedad y credibilidad como película, convirtiéndose en un vídeo de amigos para ver en sus fiestas privadas.

Lo peor: Que los bichos que nombran en el título quedan tan solo en un segundo plano.

Behemoth

En la montaña del aburrimiento

Behemoth

Ver ficha completa

  • Título original: Behemoth
  • Nacionalidad: USA - Canadá | Año: 2010
  • Director: David Hogan
  • Guión: Rachelle S. Howie
  • Intérpretes: Ed Quinn, Pascale Hutton, Cindy Busby
  • Argumento: Un pequeño pueblo sufre un terremoto, pero parece ser que están acostumbrados a estos movimientos sísmicos. Lo que no saben es que el próximo terremoto lo produce algo más que un simple movimiento de tierra.

30 |100

Estrellas: 2

Behemoth

Junto a mi compañero Bob parece que este año os queramos inundar de caspa: que si pirañas, que si yetis…Pero chicos, es lo que hay… diversión y bizarrismo por igual. En esta ocasión le toca el turno a una producción que viene de la mano del canal Syfy pero que para mi desgracia, y supongo que también para la de los degustadores de este tipo de cine, ha acabado resultando un poco decepcionante.

En un pueblecito están acostumbrados a los temblores de tierra, habituales en la zona. Pero un grupo de gente sabe que las últimas sacudidas son algo más que un simple movimiento sísmico; es el renacimiento de Behemoth, un monstruo que ya asoló a civilizaciones enteras anteriormente (incluidos los mayas… pobrecitos, siempre salen mal parados). Es por eso que destinan a un hombre al mencionado pueblo para acabar con tal amenaza. ¿Un solo hombre? Sí. ¿Lo logrará? Ya lo veremos.

Normalmente las películas, o libros, o comics, o cualquier arte visual con historias que contar se componen de varias partes: la introducción, el nudo y el desenlace. La introducción es obligada. Sin ella no sabríamos nada de la historia, ni de los personajes ni el porqué permanecemos, embobados, frente a la pantalla. Una vez hechas las presentaciones se desarrolla el nudo, en el que acontecen una serie de sucesos que intentan dar chicha a la historia. Y, finalmente, acontece el desenlace de la película.

¿Por qué os cuento esta tontería que ya sabemos todos? Pues porque parece que los guionistas de Behemoth o bien se han dejado algo en el camino o bien han calculado mal el tiempo que tiene que tener cada uno de estos elementos para lograr enganchar al espectador y que salga, si más no, mínimamente satisfecho.

Yo he salido “mínimamente” contento, sí, pero rozando el límite de catalogar Behemoth como un soberano - una palabra que la primera vez que la oí me hizo mucha gracia – truño.

Para aventurarme en esta reseña que mejor manera de hacerlo que como lo hace Rachelle S. Howie, guionista de Behemoth, que este mismo año también ha escrito Earth’s Final Hours, otra telemovie, pero en esta ocasión sin el amparo de Syfy.

La Introducción

Se nos presenta el pueblo, o al menos parte de él. Con tan solo unos planos te das cuenta que es uno de esos pueblos tranquilos y pequeños, situados en una zona boscosa y montañosa, el que trabajar de sheriff debe ser la hostia de aburrido si lo que te va es la acción.

Se presenta también al protagonista. El jefe de un equipo de leñadores (seguro que no han visto Treevenge) que un día como cualquier otro van a trabajar, con tan mala suerte que un pequeño temblor provoca que un arbolito caiga sobre la pierna de uno de sus mejores hombres. La sorpresa de todos se produce cuando levantan al tipo y comprueban que yace muerto. ¿Por qué, si solo le han dado en la pierna? Tranquilos tiene explicación… y cierta lógica. Pero antes de adentrarnos seguiremos con la presentación.

El protagonista tiene una hermana y un padre. La hermana cae mal desde el primer momento en que aparece, y durante todo el metraje tienes la impresión de que sus escenas están ahí para rellenar cinta o para promocionar a la actriz. El padre es un jubilado que se ha obsesionado con los últimos temblores de tierra y los atribuye a un monstruo. Vaticina a sus familiares y amigos lo que les ocurrirá y…bueno, el típico loco al que nadie hace caso. Lo sorprendente es que el actor es Garganta Profunda, si si, el de Expediente X, pero más viejuno. Un personaje que cae simpático y que protagoniza una de las escenas más divertidas y tontas de Behemoth.

El padre tiene una amiga, una chica joven y guapa que regenta un bar. Le ayuda a hacer la contabilidad del lugar a cambio de tan solo amistad, y también para que el hijo esté tranquilo sabiendo que su padre hace algo útil y no corre por ahí asustando a la gente.

También se presenta a un grupo de gente, del gobierno parecen ser, que investigan los terremotos y que parecen tener la clave de qué es lo que los producen. También parece ser que tienen en su poder el arma definitiva para acabar con tal cosa. Un arma transportada en un maletín.

Hasta aquí la presentación. ¿Verdad que se os ha hecho un coñazo? Pues esperad a verla. Escenas alargadas más de la cuenta para contarnos lo que en dos minutos ya sabríamos de los personajes.

El Nudo

Empieza la acción… y un huevo. Todavía más presentación. En este caso del monstruo. Muy lentamente vamos viendo como la tierra tiembla cada vez más. Que el dióxido de carbono sube hasta las rodillas, por lo tanto si tu cabeza está por debajo de éstas te mueres (de ahí la muerte del leñador). La hermana del protagonista y su novio de excursión en la montaña queriendo regresar al pueblo tras ver un enorme ojo saliendo de un agujero de la montaña (por cierto, muy bien hecho). El padre y su amiga encerrados en el bar con la escena graciosa que antes os comentaba: suben por unas escaleras hacia el tejado… y lo repiten tantas veces que parece un gif animado, hasta llegar a un punto en el que dices, “venga va, ya es suficiente, que tan tontos no pueden ser”. El protagonista, junto a una ex suya que aparece por ahí porque también ha notado algo raro en el suelo y acompaña a un tío del gobierno en busca del arma definitiva y….y ya está. Estas tres situaciones repitiéndose una y otra vez durante cuarenta minutos.

El Desenlace

Aparece el monstruo de dentro de la montaña (antes solo habían salido un par de tentáculos) gruñe, le disparan con el arma definitiva y fin.

Noventa minutos de película para contemplar al monstruo tan solo cinco minutos y ver cómo se lo cargan con una facilidad pasmosa… ¡vaya mierda de monstruo! ¿Y este era el bicho que se había cargado civilizaciones enteras?

Cuando estoy dispuesto a empezar a hacer una reseña en ocasiones me voy dando cuenta de si realmente ha merecido la pena ver la película. A veces me encuentro que cuando termino de ver la película me digo a mí mismo: “bueno, esta bien”, y mientras hago la reseña me voy calentando, voy recordando detalles y al final me acaba gustando un montón. También me he encontrado en la situación opuesta, que miro una peli y digo “¡uau! que pasada” y al hacer la reseña se va deshinchando ese globo maravilloso que me había creado. En Behemoth no sabría que deciros… la película es lenta, pero no es mala. Tampoco es buena, ni tiene ritmo, ni siquiera simpatizas con los personajes, pero tiene un no sé qué…¡qué cojones! creo que ahora que termino la reseña puedo decir que sí, que reniego del primer párrafo y puedo afirmar, definitivamente, que se trata de un truño. A excepción de la imagen final. ¿CGI? Claro, pero como dije en Mega Piraña no quiero oír nada al respecto.

Para terminar, decir que esta ha sido una de las reseñas más aburridas que recuerde haber escrito, así que si tú también te has aburrido al leerla ni te acerques a Behemoth. Avisado estás.

Lo mejor: La aparición del monstruo en todo su esplendor.

Lo peor: Demasiada introducción, lo que retrasa en exceso la aparición del monstruo. Y la hermana y su novio... que personajes tan tan y tan sobrantes.

Behemoth

SyFy Channel tiene su propia versión de Cloverfield (Monstruoso)

Behemoth

BehemothUn terremoto reactiva un volcán inactivo durante mucho tiempo y que ahora amenaza a la pequeña localidad de Ascension. Pero los restos de lo que parecen ser las fauces de un desconocido animal evidencian la existencia de algo más… una criatura subterranea que intenta escapar de la nube de cenizas y fuego en la que se ha visto atrapada durante tanto tiempo.

Los chicos del SyFy Channel siguen empeñados en engrosar la ya de por sí desmedida lista de criaturas monstruosas dispuestas a tener al ser humano como principal componente de su dieta rica en proteínas y fibras. En esta ocasión el monstruo – y la película – responde al nombre de Behemoth, y desde luego hace patente aquel dicho tan castizo de “burro grande, ande o no ande”. Behemoth es una criatura de enormes dimensiones – tan alta como una montaña – provista de tentáculos y que en el trailer que a continuación os ofrecemos lo cierto es que tiene mejor pinta de lo que cabría esperar.

A modo de curiosidad, el Behemoth es una criatura, asociada con el hipopótamo, que se menciona en la Biblia, en el Libro de Job, junto a otra criatura a la que se denomina Leviatán (más información en Wikipedia).

Si a alguien le ha picado la curiosidad por conocer el tamaño de las fauces del Behemoth, comentaros que la película podéis encontrarla en la red con subtítulos en castellano. Os dejo con el trailer de Behemoth.

Zombie Apocalypse

¡Escoge tu arma que nos vamos a cargar unos cuantos zombies!

Zombie Apocalypse

Ver ficha completa

  • Título original: Zombie Apocalypse
  • Nacionalidad: USA / Gran Bretaña | Año: 2011
  • Director: Nik Lyon
  • Guión: Brooks Peck, Craig Engler
  • Intérpretes: Ving Rhames, Taryn Manning, Lesley-Ann Brandt
  • Argumento: El mundo ha quedado devastado por una epidemia zombie. Los pocos supervivientes que quedan se irán encontrando a lo largo del camino con un mismo objetivo: huir a Isla Catalina.

70 |100

Estrellas: 4

zombie Apocalypsis, zombie Apocalypsis

Hace poco vi un episodio de South Park, concretamente The Tale of Scrotie McBoogerballs, en el que los cuatro críos, desilusionados por haber leído un libro que les habían prometido que era escabroso, políticamente incorrecto y prohibido por algunos “moralistas”; resulta ser, según ellos, una gran mierda. Tras este acontecimiento deciden escribir su propio libro. En él solo hablan de guarradas, gilipolleces y de Sarah Jessica Parker. La gente, al leerlo, afirmaba que había mensajes increíbles en él y que su forma de narrarlo hacía que dichos mensajes se transmitieran con más sentimiento. Los cuatro chicos tan solo habían escrito ese libro para pasárselo bien y para reírse, sin incluir mensajes entre líneas ni gaitas. Solo escribieron insultos y guarradas. Pero la gente seguía diciendo que no, que había un claro trasfondo.

¿Por qué empiezo con este párrafo sobre South Park? Porque precisamente creo que he - o hemos – llegado a un punto en que buscamos tanto en una película, que todo lo que veamos y no esté supermegabien grabado o nos cuente una historia de la hostia, ya es una mierda. Ha sido gracias a Zombie Apocalypse que me he vuelto a dar cuenta de que hay un determinado cine actual que también puede distraerte, a pesar de estar hecho con el culo, con montones de CGI de saldo, con malos actores y con una historia que… bueno, que ya nos la conocemos todos (sólo falta mirar el título para saber de qué va).

El mundo ha quedado devastado por una epidemia zombie. Los pocos supervivientes que quedan se irán encontrando a lo largo del camino y perseguiran un mismo objetivo: llegar a un puerto y esperar un transbordador que les llevará a la Isla Catalina, lugar que, según creen, está libre de la infección.

Zombie Apocalypse es una producción de la Asylum para el canal de televisión SyFy. ¡Ojo!, que esto no es moco de pavo. Quien más o quien menos conoce alguna de estas dos empresas y ya sabe qué tipo de cine hacen; y para aquellos que no les conozcais, Zombie Apocalypse es, sin duda, una buena manera de empezar a hacerlo, así por los menos no tendréis que darle al stop como en muchas otras producciones que no arrastran un cartel semejante…, y si no preguntadle a Bob Rock y su especial del After Dark de este año (jejejeje).

Con todo esto quiero dejar claro que no nos encontramos frente a ninguna superproducción de zombies con mensajes del tipo “hay que cuidar el planeta…” , “nos tenemos que ayudar más entre nosotros…”, “cómprate una blackberry para tener cobertura…” ni ninguna otra monserga. La película va directa al grano. Los protagonistas están en el punto A y tienen que llegar al punto B… y en medio una manada de zombies. ¿Pues qué hay que hacer? Coger todas las armas que se pueda e intentar llegar al punto B sin ser mordido, sin pausas melodramáticas (bueno, sí, hay una mini pausa pero dura tan poco que ni te das cuenta) ni malos rollos entre los humanos (que parece que últimamente en el cine de zombies los malos son los humanos y no los muertos vivientes). Por no haber no hay ni siquiera historias de amor ni destapes gratuitos en medio del apocalipsis (aunque con la cantidad de mozas que salen es una pena). De todo esto tan solo encontraremos pequeños e insignificantes destellos en una película que apuesta por la acción trepidante y el puro entretenimiento (bueno… vale… lo de trepidante puede que me haya pasado, pero me lo he pasado taaaaaaan bien).

Hasta aquí sería la peli, no hay más. ¿Qué no hay más? Eso ni pensarlo, porque hay mucho más. Este mucho más está representado por los personajes y por la manera que está rodada, ya que a media peli abres los ojos moviendo la cabeza en busca del mando de la videoconsola. Porque Zombie Apocalypse parece un videojuego interactivo, y para la mí la escena más bizarra y buena de la peli es, precisamente, una fase bonus con jefe final incluido.

Lo del videojuego se viene a dar por los personajes, como ya he comentado anteriormente. Y esta es otra baza que me ha gustado. Hay bastantes humanos, así que por regla de tres, cuantos más humanos más muertes habrá (aunque para mi gusto al final quedan demasiados vivos), y cada uno de estos humanos es el estereotipo perfecto de un personaje salido de un videojuego. Es como si te dejarán escoger chico/chica, tipo de vestimenta, tipo de arma, etc… ya que cada uno es totalmente diferente al otro. Nos encontramos con el grandote y su martillo, la chica con espada samurai, el líder del grupo con un bate de beisbol, algunos con ballestas, arcos, pistolas, granadas, ametralladoras… o sea toda clase de armas a escoger a gusto del consumidor. ¿Cómo una película así no puede distraerte? O eres un zombi ya de las superproducciones o definitivamente no te gusta el género zombi.

No digo esto último con ánimos de ofender a nadie, ya que todos no tenemos los mismos gustos. O puede que también me hubiera enganchado en uno de esos días tontos en los que te gusta cualquier truño (eso lo dudo ya que me la tragué por segunda vez insistiendo a mi compañera que la tenía que ver, y mira que ella esto de los zombies no le tira mucho) pero creo que como querían decir en el capítulo de South Park, esta peli es solo para distraer, para alejarse de tantos mensajes y metáforas y olvidar que tenemos un cerebro que piensa y al que, de vez en cuando, le podemos dar un descanso disfrutando con el visionado de cabezas volando, tías macizorras sin un ápice de dotes interpretativas y la oportunidad de volver a disfrutar del cada vez más grande (de estatura) *Ving Rhames.

Para terminar no quería despedirme sin nombrar a los partícipes de este proyecto. Hay mejores, hay peores, pero están ahí: Taryn Manning que la pudimos ver en la insultante The Breed (Aullidos, 2006), Lesley-Ann Brandt de la serie Spartacus (que ya le podrían haber dado clases para coger una katana antes de empezar a rodar), Gary Weeks (Próxima parada: asesinato o lo que es lo mismo la versión bizarra-moderna de Extraños en un tren), Johnny Pacar (Playback con Christian Slater), Gerald Webb (Mega Shark vs Crocosaurus)…

Lo mejor: Volver a encontrar una peli-truño que me haya hecho disfrutar como un niño y la escena final, memorable.

Lo peor: Por muy bajo presupuesto que tenga una peli no me acostumbro a los CGI de saldo, aunque aquí me dio absolutamente igual