Estás aquí: Página de inicio » Ciencia-ficción » The Creator

The Creator

La niña metálica

The Creator

Ver ficha completa

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

En su primer largometraje de ficción, Monsters de 2010, el director Gareth Edwards se postuló como una de las grandes promesas del cine de ciencia ficción en lengua inglesa. La cinta nos mostraba el periplo de dos personajes por los límites de una zona de conflicto: un terreno en Nuevo México infestado por extrañas formas alienígenas y perimetrado por el ejército de los Estados Unidos. Con un presupuesto escueto y espíritu indie, pero unos solventes efectos especiales utilizados con astucia, Monsters era una metáfora sobre la migración de población de zonas calientes del planeta a latitudes más seguras.

Pese a su nulo impacto en el público, los estudios se dieron cuenta de la pericia del director a la hora de filmar y en su siguiente cinta, Godzilla, no se escatimó en gastos para lanzar al mítico monstruo contra todo tipo de edificios. Pese a que la película no pasa de mediocre dio los suficientes dividendos de taquilla para que le confiasen como siguiente trabajo un film en una de las franquicias más rentables de la historia del cine: la saga Star Wars.

Gareth Edwards es a mi juicio el director que mejor partido ha sabido sacar al universo creado por George Lucas; también el que mejor ha sabido alejarse del esquema narrativo que contiene prácticamente toda la saga. Si en Monsters el director colocaba la cámara en el extrarradio de un conflicto armado, en Rogue One: Una historia de Star Wars entra de lleno en el epicentro del campo de batalla. Convierte un pequeño planeta en una suerte de Vietnam futurista y pese a ser sumamente entretenida, nos recuerda que toda guerra es un espectáculo cruel aunque transcurra en una galaxia muy muy lejana. Puro cine bélico, el film nos dejó alguna secuencia mítica (como la aparición de cierto personaje oscuro).

The Creator, es el último título de este realizador y aunque no conozco las cifras pongo la mano en el fuego a que es también el más caro. Nuevamente la cinta tiene un potente componente bélico; durante su visionado es imposible no pensar en que muchas de sus escenas beben directamente de Apocalypse Now.

La acción nos sitúa en un futuro muy cercano, concretamente salta cincuenta años desde la época actual, en este tiempo la inteligencia artificial y la robótica han dado pasos de gigante y las versiones más evolucionadas de los androides se han convertido en una nueva especie con capacidad de sentir y amar como cualquier humano.

Acusados de un incidente nuclear, el gobierno de los Estados Unidos ha declarado la guerra a la IA. Y todos estos robots se han visto obligados a emigrar a Nueva Asia, que acoge a la inteligencia artificial con los brazos abiertos. Con el fin de asestar un golpe definitivo a la IA, el gobierno norteamericano ha infiltrado un agente con la misión de terminar con el humano arquitecto de esta tecnología. Varios acontecimientos llevarán a este topo a una frenética huida con el nuevo paso en la evolución de las máquinas: Una androide niña.

The Creator contiene mil y un aciertos: su mundo es sugerente y el diseño de los robots, las naves, las armas o sus momentos de acción son portentosos. Desgraciadamente también por cada uno de estos aciertos hay al menos un elemento fallido, lo que termina haciéndo una cinta del montón a algo que apuntaba y tenía la potencia para ser un film épico.

Tres películas tratan de convivir y tomar el control de The Creator y casi en todo momento no logran cohesionar sus tonos. Por un lado tenemos una cinta bélica futurista inspirada en Apocalypse Now de Coppola pero con el espíritu para hacer un Avatar ambientado en Tailandia. Por otro lado tenemos el esquema clásico del subgénero de acción de los 80 y 90 donde un personaje resolutivo en conflictos cuida a un niño muy valioso, durante el visionado pensaba constantemente en El chico de oro o Mercury Rising. Y finalmente tenemos una trama filosófica cargada de reflexiones al más puro estilo Blade Runner o Inteligencia Artificial de Steven Spielberg, que también es una referencia bastante clara en el resultado.

Una cosa bastante simpática de la película es que estos androides, al alcanzar un estado de conciencia superior, han abrazado el budismo y muchos de ellos irán vestidos con túnicas. Y la joven robot Alphie, desarrollará sus poderes Wi-Fi mediante la meditación. Aunque The Creator lleva este concepto de robot-Lama a lugares novedosos, conviene señalar que la primera vez que vimos a un androide budista fue en la coreana Doomsday Book. También es interesante que en una película de gran presupuesto y de un estudio norteamericano, el enemigo a batir sea su propio ejército. Aquí los Estados Unidos son un ente cruel y manipulador, aunque nuevamente para nadar y guardar la ropa, cada vez que su ejército realice una acción a todas luces abusiva tendremos un plano de algún soldado cuestionando la moralidad de lo que está sucediendo.

La cinta contiene un reparto potente que además defiende muy bien todos sus personajes. Aunque el gran protagonista es John David Washington, la que destaca con especial brillo es la pequeña que encarna al robot Alphie, Madeleine Yuna Voyles. Esta niña con su frágil voz y la gestualidad de sus ojos, hace mucho más en los planos que todos los efectos especiales que la acompañan. También destacar el papel de la actriz Allison Janney que interpreta a la villana de turno y que no desaprovecha ni un solo plano para construir a esta malvada propia del cine de los 80.

Concluyo diciendo que The Creator merece la pena ser vista en una pantalla grande por el portentoso despliegue visual que contienen sus planos y porque pasan tantas cosas en sus distintos capítulos que nos mantiene entretenidos; pero es una pena que no se haya gastado la misma cantidad de dinero que de neuronas para terminar de afinar una historia bastante inferior al nivel de sus imágenes.

Lo mejor: Visualmente es lo que uno quiere ver en la ciencia ficción de altos vuelos. Su crítica al fangoso intervencionismo norteamericano.

Lo peor: Quiere tocar tantos palos que pierde efectividad en favor del mero efectismo. La trama está plagada de incongruencias.


Vuestros comentarios

1. 19 oct 2023, 07:32 | MANUEL

No estoy en nada de acuerdo con tu critica.
Fui a verla al cine y salí con la sensación de haber visto una película maravillosa y una obra maestra de la ciencia ficción.
No entiendo que ha películas que a mi me parecen un truño las pongas por los cielos y sin embargo a esta maravilla la pongas tan mal.
Sinceramente, los críticos ,me parecéis directores frustrados.

2. 19 nov 2023, 23:19 | AZOTE

Joer ya es difícil que en el interminable listado de referencias de la reseña no salga el nombre de Blomkamp por ningún sitio xd

Elysium y Distrito 9 pero con robots budistas llorones. Los fx bien (enteramente de peli de Blomkamp), lo demás un tema trilladísimo al que quieren darle profundidad con drama y pareja multirracial, novedad.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.


Si desea incluir un spoiler indique use las etiquetas [spoiler] y [/spoiler] para enmarmar el texto que se ocultará.