Estás aquí: Página de inicio » Asesinos » Bloody hell

Bloody hell

Entre locos y zumbados

Bloody hell

Ver ficha completa

  • Título original: Bloody hell
  • Nacionalidad: EE.UU | Año: 2020
  • Director: Alister Grierson
  • Guión: Robert Benjamin
  • Intérpretes: Ben O'Toole, Meg Fraser, Caroline Craig, Matthew Sunderland, Travis Jeffery, Jack Finsterer, David Hill
  • Argumento: La vacaciones de un ex-presidiario se tuercen cuando es secuestrado por un clan de asesinos.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Desde que Tobe Hooper abrió la veda con “La matanza de Texas”, el cine de terror se ha llenado de familias disfuncionales de psicópatas, que se nutren con generosidad y ganas de campistas, turistas y domingueros incautos. Se trata de un formato generalmente predecible pero no por ello menos disfrutable, donde a la tensión no le sienta nada mal añadir alguna que otra muerte de brutalidad desmedida. “Bloody hell” apunta a este subgénero para, posteriormente, darle la vuelta con mucho humor mientras disfrutamos, como gorrinos en barro, entre carcajadas y salpicones de sangre.

Una de las novedades, en esta ocasión, es que a la víctima protagonista, un hombre, también le falta un tornillo. Acaba de salir de la cárcel tras cumplir su condena por escuchar a su yo interior y liar una escabechina al intentar detener un atraco. Encumbrado como un héroe por unos y como un asesino por otros, la presión está volviendo a despertarle una furia desmedida y ese reverso tenebroso que solo él puede ver. Nada mejor que un descanso lejos de las miradas suspicaces, así que nuestro amigo Rex (Ben O’Toole) decide poner tierra de por medio y viajar a Finlandia. Sin saberlo, una familia que se dedica a desmembrar a turistas se ha quedado prendada de su aspecto y lo tienen como objetivo de su próxima sesión de tortura.

El australiano Alister Grierson y el guionista Robert Benjamin, construyen una historia intrigante y muy alocada, plagada de personajes excéntricos y situaciones salvajes que logra enganchar al espectador pese a que su ritmo amenaza en un par de ocasiones por estropear el viaje. Una historia que para sujetarse tan bien como lo hace, precisaba a un buen actor que aportara tanto el físico como la vis cómica que requería el protagonista. Como un moderno Bruce Campbell, Rex reclamaba a un actor con la capacidad de seducir con la mirada en un plano y parecer absolutamente enajenado en otro, con una presencia física potente (menudos pectorales), y con la suficiente comicidad como para que el humor negro de toda la trama funcione a la perfección. Ben O’Toole cumple con nota estos requisitos y se erige como el mayor valor de este producto. La siempre difícil tarea de interpretar a un personaje duplicado funciona y las notas más románticas de la trama las solventa también con una mezcla de naturalidad, humor y el punto justo de azúcar para evitar empalagos.

Junto a él, o mejor dicho en su contra, la familia de asesinos, de todas las edades y tamaños con los que va a pasar una noche la mar de entretenida. Nuevamente el guion acierta al preparar una fiesta de violencia gratuita y humor gamberro, nuevamente también con influencia de Sam Raimi, donde el gore se promete, pero se contiene para su último tercio. ¿Qué funciona mal? Pues que la parte central adolece de repetitiva y casi aburrida. El interés a duras penas se sujeta con algún flashback y algún pensamiento loco insertado en la acción. Un frenazo, un tanto brusco, cuando la cinta estaba tomando un buen ritmo y cuando sabemos que lo mejor está por llegar. Eso sí, su tercio final es tan descacharrante que merecerá la pena la pendiente de esta montaña rusa. Aunque también ese final te deja con la miel en los labios pues su epílogo pide a gritos que la historia continue.

“Bloody hell” es la típica película que proyectada en un festival vuelve loca a la sala. No resulta difícil imaginarla en una sesión del SYFY con toda la audiencia aplaudiendo cada muerte y descojonándose con cada barbaridad. Por eso es recomendable verla con espíritu festivo y amigos (por ahora personas convivientes) que retroalimenten la juerga.    

Lo mejor: Muy acertada en dar al espectador lo que busca en estas propuestas.

Lo peor: El tramo central. Su final pedía al menos 30 minutos más.


Vuestros comentarios

1. 20 mar, 22:26 | game of trolls

la vi hace un tiempo largo sin saber ni de que iba y me entretuvo bastante al igual que me desconcertaba porque no es hasta muy avanzada la trama que no sabes muy bien porque este tipo esta secuestrado pero no debe ser nada bueno visto como lo han dejado (colgado de las manos en un sotano asqueroso y algo mas que no voy a decir que me hizo seguir viendola “esto va estar bueno” me decia yo…)

que tenga un doble que le dice todo lo que debe hacer (al estilo “club de la pelea”) le daba un toquecito exotico y hasta original a diferencia de la historia secreta del tipo dentro del banco que no me importo mucho que digamos (es verdad que como dice tito se corta la accion justo en el mejor momento) pero por suerte despues arranca como las mejores ¡y ademas es media comica!

CONCLUSION: veanla que esta buena y ademas por los pezones del tipo ¡mejores que los de jakob! (el que hacia de “lobito” en “crepusculo”)

2. 23 mar, 09:21 | Vael

La verdad es que tiene de todo. Es una gozada de principio a fin y no decae en ningún momento. A mí, personalmente, no me pareció aburrida la parte central, aunque es cierto que es un poco repetitiva.

3. 29 mar, 23:17 | natxo

esta sí...es cojonuda. Súper divertida.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.