Estás aquí: Página de inicio » Independiente » The bloodhound

The bloodhound

El hundimiento de la casa Hipster

The bloodhound

Ver ficha completa

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Aunque desconocía por completo qué iba a ver en “The bloodhound”, la sombra de Poe se me hizo presente desde los primeros minutos. De echo, creo que, pese a sus muchas irregularidades, la cinta de la que vamos hablaros sabe plasmar perfectamente en imagen esa textura espesa, casi improductiva y fatalista que destila la literatura de este autor. Nos encontramos con un cuento de horror al filo del abstracto, con claras intenciones artísticas, sin respuestas para la mayoría de las cuestiones que plantea en su visionado. Una cinta cuya nota cambia en mi cabeza al mismo tiempo que escribo estas líneas, porque aún ahora no se si he visto una maravilla que no he terminado de entender o un experimento pedante y fallido.

Francis (Liam Aiken) acude al rescate de su amigo Jean (Joe Adler) y de su gemela Vivian (Annalise Basso), encerrados en casa desde hace meses por alguna enfermedad misteriosa que parece restarles la energía. Esta reunión sirve para recuperar los lazos de una amistad, con claros tintes de incestuoso triángulo sentimental, tiempo atrás extinguida. Para el invitado, además, puede ser la última oportunidad para recuperar la estabilidad y dejar de vivir al borde de la indigencia. Pero, desde el primer encuentro, las cosas no parecen funcionar. Vivian no sale de su habitación ni permite ninguna visita. Jean se comporta de forma errática y un misterioso personaje encapuchado se esconde en el armario y repta por la casa mientras todos duermen.

Rodada en una única localización, un precioso chalet de estilo años 50, el decorado se transforma en otro personaje de esta historia; que con sus geometrías perfectas y sus estrechos pasillos parece capturar a los vivos, atrapados y destacados, como    en el cristal de un porta de la platina de un microscopio. Sus lánguidos diálogos, la lentitud de sus escenas y el malestar que va creciendo en la pantalla, transmite al espectador esa fatalidad romántica que destila esta historia, claramente inspirada en “El hundimiento de la casa Husher” de Edgar Allan Poe. Esta actualización sustituye la cripta familiar por una sala acorazada en el sótano y convierte al personaje de la hermana, más si cabe, en una presencia incierta a la que veremos casi únicamente en una escena onírica.

Detrás de la cámara y del guion debuta en el largo Patrick Picard. Este realizador puede haber fallado en el resultado de este producto al pasarse de pedante. Pero es innegable que tiene un gran talento a la hora de crear inquietud. Posee además, un estilo sofisticado, elegante desde la planificación, a la dirección de sus actores, lo que me aventura a decir que posiblemente, si cae en sus manos un buen guion, nos regale en un futuro un título notable. No cabe duda de que David Lynch es la mayor influencia de Picard. También parece destilar mucho amor por el mumblecore de cintas como “Creep” de Duplas. La pena, es que el ritmo hace que, pese a durar 74 cómodos minutos, requiera un buen café para su visionado (o al menos no verla bien entrada la noche como fue mi caso).

Como gran aliciente a lo dicho, destacaremos la buena química entre sus jóvenes protagonistas. Que saben transmitir un aire contemporáneo y a la vez profundamente clásico a sus escenas. Liam Aiken (el pequeño Klaus de “Una serie de catastróficas desdichas”) borda el registro de personaje frio, un tanto descolocado, que trata infructuosamente de desentrañar el misterio de la casa, al tiempo que tiene la sensación de haber caído en una trampa. Joe Adler es como un Poe actualizado, de aspecto vampírico, ramalazos homoeróticos y dicción perfecta. Esta dupla hace que, a pesar del sueño, se siga este incierto cuento con interés, que repuntará con un extraño final de los que te dejan tratando de sacar conclusiones a esta experiencia.

Lo mejor: Tiene momentos inquietante y mucho estilo.

Lo peor: Demasiado autoral, demasiado lenta, demasiado rara.


Vuestros comentarios

1. 23 abr, 05:14 | Game of trolls

Es mas un drama acerca de la aceptacion y la amistad y esas cosas donde el terror es anecdotico por su poca presencia en la pelicula (ademas de ser muy vaga y no ser aclarada convenientemente)
Es de agradecer su corta duracion de 1 hora 10 minutos porque es lenta como la mieeeerdddaaaa..... llegaba a durar 10 o 20 minutos mas y me cortaba la verga (hablando del organo masculino, se notaba que al amigo rico le gustaba dicho organo.... y se confirma en una escena. Y me parece que al otro le faltaban 5 minutos y agarraba viaje ja ja)

CONCLUSION solo para muy pacientes.

2. 27 abr, 18:43 | Https://queseguridadalimentaria.com/

¡Me ha encantado!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.


Si desea incluir un spoiler indique use las etiquetas [spoiler] y [/spoiler] para enmarmar el texto que se ocultará.