slasher

Maligno

...pero simpático.

Has filtrado por etiquetaa: slasher

Cut Shoot Kill

Metaconfusión

Cut Shoot Kill

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Cut Shoot Kill

La cinta arranca con una secuencia que parece pertenecer a otra película, un slasher de medio pelo cuya realización deja bastante que desear. Se trata de la carta de presentación que Serena, nuestra protagonista y actriz de profesión, necesita para decidirse a trabajar con el director Alabama Chapman, especializado en cine de género. Aunque nuestra chica no quiere encasillarse en un tipo de cinematografía que arrastra tan mala fama, también admira a Nicole Heally, estrella de todas las obras de Chapman, la cual murió asesinada hará un tiempo.

Cuando Serena por fin se decide a participar en la nueva producción de Chapman, dejando por el camino una relación dañada, se debe trasladar junto con otros actores a una localización abandonada en medio de ningún sitio, donde un equipo que lleva trabajando junto muchos años los espera. Al principio nuestra heroína decide obviar el ambiente enrarecido que se respira en el set de rodaje, presidido por la actitud déspota del director, que se niega a que nadie tenga móviles u otros medios para dejar la zona o comunicarse con el exterior. En esta situación, y con una incómoda insistencia por parte de Chapman en imbuirse de la esencia de su personaje, una “final girl” de manual, la actriz principal empieza a darse cuenta de que las desapariciones que ocurren supuestamente en la película también se producen en la realidad.

Lo mejor: La película dentro de la película, estos jueguecitos siempre son de agradecer.

Lo peor: La escasa capacidad de convicción que demuestran los actores.


Terrifier

Un mal sueño con Art

Terrifier

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Terrifier

Dawn y Tara son dos atractivas jóvenes que vuelven a casa después de correrse una tremenda juerga en Halloween. Su camino será interceptado por un maniaco disfrazado de payaso, conocido como “Art” sin saber muy bien por qué, pues jamás ha emitido una palabra. Ambas mujeres serán perseguidas hasta un almacén abandonado donde todo aquel que intente ayudarlas será vilmente asesinado por ese psicópata cabrón de rostro pintado.

El género slasher, concretamente en su vertiente más gore y cafre, ¿necesita de una auténtica trama que revista sus costillas o, por el contrario, a estas alturas de la película debería ceñirse a sus elementos básicos con toda la saña de una sociedad occidental degenerada y corrupta por las décadas de estabilidad? “Terrifier” pone semejante cuestión sobre la palestra con su clara llamada al sadismo ancestral que principalmente el hombre alberga, me refiero en concreto al macho de nuestra especie, y a veces deja volar, no se sabe con qué intención, a través de productos de entretenimiento brutales y llenos de aberraciones sin mucho sentido o análisis detrás. La sofisticación de la fórmula, guiada en cierta manera por la saga “SAW” y rubricada por “Hostel” o “The Human Centipede”, dio sus mejores frutos la década pasada, cristalizando en una vertiente tan denostada como apreciada: el “torture porn”.

Lo mejor: Art the clown.

Lo peor: Los actores amateurs que acompañan a nuestro villano.


The Ranger

Punk Rock Massacre

The Ranger

Cuando Chelsea y sus amigos se meten en problemas con la policía, huyen de la ciudad hasta un parque nacional cercano. Hasta el culo de una droga alucinógena llamada Echo, esperan esconderse en la vieja cabaña de la familia, pero Chelsea tiene reservas sobre volver a la naturaleza y ciertos secretos que se atreve a compartir con sus amigos. De repente suena un disparo, su pasado se viene abajo y los punks se enfrentan a la autoridad local: un guardabosque desquiciado con un hacha presta para la matanza.

Es unir en la misma frase “punk rock” y “slasher” y pensar inmediatamente en mis queridos amigos “Los Lügers”, la banda donde tuve el placer de militar durante cinco años. Actualmente se patean esta maldita piel de toro con un discazo bajo el brazo, titulado en honor de uno de mis subgéneros favoritos. Lo que me lleva a identificarlos con los chicos y chicas que protagonizan “The Ranger”^, otro intento de bajo presupuesto por traer a la actualidad las bondades del “grindhouse” más mugriento. Tiene la culpa “Glass Eye Pix”, la productora del inquieto Larry Fessenden, que aquí se reserva como siempre un pequeño papelito.

Terrifier

El payaso demente ha vuelto

Terrifier

¡Un payaso maníaco llamado Art aterroriza a tres mujeres jóvenes en la noche de Halloween y a todos los demás que se interponen en su camino!

Damien Leone vuelve a insistir con su mejor creación, y probablemente la única que gozará de algo de atención entre el aficionado. Hablamos del payaso Art, ese psicópata cabrón de pocas palabras el cual protagonizó un cortometraje llamado “Terrifier” bastante exitoso allá por 2011. Al menos dispuso de todo el éxito del puede gozar una pieza macabra, barata, violenta y demencial dentro del panorama moderno del terror; de vuelta de los cimientos del género y dando la espalda a recreaciones “grindhouse” de estilo mugriento como fue el citado cortometraje. Sin embargo en los festivales se hablaba maravillas del bueno de Art, y la verdad que el diseño artístico y sangrientas maneras de este asesino con mini chistera satisficieron acertadamente los instintos más bajos de los espectadores.

Black Creek

White Trash

Black Creek

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

Black Creek

Un espíritu indio ha resucitado de su letargo y busca venganza sobre los habitantes de la clásica población endogámica perdida en las entrañas de Estados Unidos. Al fin y al cabo fueron los ancestros de estos blanquitos quienes violaron y destruyeron todo lo que los nativos norteamericanos poseían. Los métodos del espectro son conocidos ya de otras películas, salta de cuerpo en cuerpo, poseyendo a su siguiente víctima una vez la ha matado. ¿Qué pasaría si matase a dos personas a la vez? ¿Y se suicida? ¿Y si come una pizza casa Tarradellas?

Al área llega un chaval cuyo padre era cazador, el cual ya se enfrentó a su día a la entidad sobrenatural, y además posee algo de sangre india diluida en sus venas. Junto a él varios gallitos y pollitas más, todos dispuestos a pasar un fin de semana en la cabaña familiar haciendo lo típico: follar, beber y practicar el tiro al blanco. Obviamente, sabiendo la situación anterior, podemos imaginar que el espíritu de la venganza y estos adolescentes pajilleros terminaran enfrentándose en una serie de secuencias vacías de cualquier poesía o rítmica.

Lo mejor: Je, je, que cachondos sois.

Lo peor: Ni los arbustos son bonitos de ver en esta oda.


Victor Crowley

De regreso al pantano

Victor Crowley

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Victor Crowley

Seguimos los pasos de Andrew, el único superviviente de la masacre acaecida en unos pantanos de Luisiana hará diez años aproximadamente. A cientos de millas donde dicen que Victor Crowley, el espectro deforme del hacha, todavía aúlla por las noches las penas de su fatídico fallecimiento, Andrew intenta ganarse la vida con un libro donde narra sus peripecias, hasta que una jugosa oferta televisiva lo termina embarcando en un vuelo rumbo a Luisiana. Paralelamente, un trío de jóvenes idiotas quieren grabar un falso documental con la leyenda de Crowley como telón de fondo. Ubicados en los marjales, invocan sin querer la presencia del asesino de ultratumba, hecho que coincide con el aparatoso accidente del avión donde viaja Andrew, llevando un grupo heterogéneo de personajes a los húmedos territorios de un nuevo festival de hachazos y desmembramientos.

Lo mejor: Como siempre la virulencia de Crowley, aunque en esta entrega ha faltado algo más de sirope.

Lo peor: El tramo de arranque resulta especialmente aburrido y largo, salvo un par de gags correctos.