slasher

Maligno

...pero simpático.

Has filtrado por etiquetaa: slasher

Km. 666: Desvío al infierno

El atajo maldito

Km. 666: Desvío al infierno

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Km. 666: Desvío al infierno

La primera vez que vi “Km. 666: Desvío al infierno” tenia 14 o 15 años y entre el tiempo que hace y la fumada que llevaba el recuerdo está ya demasiado disipado como para entrar en detalles sobre los comentarios y emociones que un servidor pudo sentir en aquel primer visionado de la primera entrega de la saga “Wrong Turn”, pero hay algo que si recuerdo, y es que me gustó bastante.

Vista hoy en día, y sin una nube de THC que nuble mi pensamiento crítico (ya hace más de siete años que deje los porros), es una película que me sigue gustando, pero por supuesto que las cosas que se ven ya no me impactan como antes ni por asomo. En cualquier caso, intentare ser lo más honesto posible conmigo mismo en esta mi primera reseña del 2020 con la que rompo con la regla (auto-impuesta) de reseñar películas de vampiros.

Lo mejor: Tres dedos, las chicas, el cadáver mutilado de Francine.

Lo peor: La falta de atrevimiento en lo referente al sexo y las drogas.


Feliz día de tu muerte 2

Menos muerte. Más humor. Más loca.

Feliz día de tu muerte 2

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Feliz día de tu muerte 2

El viaje a través del tiempo es un concepto de desplazamiento hacia delante o atrás en diferentes puntos del tiempo, similar a como se hace un desplazamiento en el espacio. Además, algunas interpretaciones de viaje en el tiempo sugieren la posibilidad de viajes entre realidades o universos paralelos.

Feliz día de tu muerte (2017) sorprendió dentro de las expectativas básicas que tenemos respecto al slasher adolescente moderno. El uso de los viajes en el tiempo, más concretamente lo de repetir día una y otra vez, que popularizara la genial Atrapado en el tiempo (1993), se utilizó aquí como excusa para dar originalidad al típico esquema ya conocido de asesino enmascarado al que hay que desenmascarar en el clímax final. Y oye, funcionó. La película, bastante entretenida, con sus dosis justas de cachondeo para no tomarse muy en serio así misma, se convirtió en otro éxito de rentabilidad para su productora, la omnipresente Blumhouse Productions, con 125 millones de dólares ingresados alrededor del mundo. Su presupuesto, 5 millones. Secuela inmediata.

¿La sinopsis? Para no haceros un lío, diré que, a groso modo, el bucle temporal en el que se ve envuelta Tree, la protagonista de la primera, se repite a causa de un fallo en un experimento científico que prepara Ryan, el compañero de habitación de su novio, Carter. Bueno, a partir de aquí, aunque la acción parece que vaya a tener a Ryan como principal protagonista siendo perseguido por un psicópata enmascarado, terminará saltando a Tree, que tendrá que revivir el mismo día de su asesinato, que creía haber resuelto en la entrega previa. Claro que, hay cambios importantes. Y en esos cambios es donde radica el principal interés de un guión más trabajado, enrevesado y con ciertas ideas muy interesantes, aunque en realidad nunca arriesga por ir más allá.

Lo mejor: Diversión autoconsciente y la encantadora Jessica Rothe.

Lo peor: Se han olvidado (casi) por completo del slasher.


Halloween

No hay descanso para el mal

Halloween

Laurie Strode llega a su confrontación final con Michael Myers, la figura enmascarada que la ha perseguido desde que escapó por poco de su cadena de asesinatos en la noche de Halloween de hace cuatro décadas.

No quiero volver a la crítica poca constructiva contra la manipulación que Hollywood está realizando sobre nuestra nostalgia. No quiero y, sin embargo, es imposible abstraerse de que estoy escribiendo una noticia sobre la segunda parte (o tercera, o la que sea, no me queda claro el cuadro) de “Halloween”, la película original de “Carpenter”. Obviando las reimaginaciones de “Rob Zombie”, que os gustarán más o menos pero el buen hombre intentó de verdad dar su propia versión de la historia de Michael Myers, por otro lado tan simple como el mecanismo de un chupete, esta nueva “Halloween” también da carpetazo al resto de continuaciones de la saga para dibujarnos una especie de slasher crepuscular, donde principal protagonista y antagonista lucen tan agotados como mortales.

Downrange

Tirador de primera

Downrange

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Downrange

Una carretera perdida, sin casi tráfico. Un grupo de seis amigos que viajan de buen humor. Un francotirador cuyas intenciones nadie conoce ni conocerá. Los ingredientes perfectos para una masacre.

Por fin hemos podido disfrutar de una de las cintas de género más esperadas de esta primera mitad de 2018. El director Ryûhei Kitamura arrastra mucho interés en cada una de sus producciones desde que se estrenase en esto del largometraje con la legendaria “Versus”. Un puñado de proyectos después en su tierra natal –entre los que podemos destcar la la preciosista “Azumi” y la flojita “Ski High”– daba el salto a Estados Unidos para establecerse de manera firme como un director de serie B de calidad, véanse por ejemplo “El Vagón de la Muerte” o “No One Lives”. A este último grupo viene a sumarse “Downrange”, la cual no pretende revolucionar nada si no proporcionar entretenimiento fácilmente digerible a las nuevas generaciones, muy en la línea de “No One Lives” e igualmente estirada artificialmente hasta los noventa minutos. Hablamos de ver y olvidar, cine de consumo que genera mucha buena prensa en el ambiente de jolgorio y diversión que caracteriza a los festivales de género, y así se demostró en el pasado Sitges, pero que enfrentado en la soledad del hogar requiere de algo más que cerveza y estupefacientes para brillar con luz propia a medida que pasan los años. Sin embargo, ¿aspiraba a algo más? Seguro que no.

Lo mejor: El tratamiento de cámara, cada plano está pensado para provocar tensión en el espectador.

Lo peor: Esa tensión se difumina gracias a personajes que son poco más que patos para jugar a... tiro al pato, claro.


Verano Rojo

Sobrasada caducada

Verano Rojo

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Verano Rojo

Cuatro madrileños de sangre caliente viajan a Mallorca en busca de una cala apartada donde pernoctar. Por desgracia, y de forma totalmente sorprendente, son interceptados en la carretera por una familia de paletos locales que quieren convertir a los jóvenes en sobrasada.

Nada esperaba y nada he obtenido del largometraje debut de Carles Jofre, encargado de muchísimas tareas aparte de la dirección, demasiado verde quizás para embarcarse en una obra de hora y media. Como cortometraje gamberro puede que “Verano Rojo” hubiese tenido algo más de relevancia, al alargar el chicle termina rompiéndose por varias partes. Financiada su post producción mediante Verkami, con siete mil jugosos euros, entended que nos encontramos ante un producto de bajo presupuesto con muchas limitaciones, y siempre es de valorar que alguien decida cocinar sus energías y sueños dentro de la marmita del cine de terror… aunque el resultado final más parece un experimento, una prueba para forzar las posibilidades y conocimientos recién aprendidos del equipo, donde únicamente brilla en la fotografía y montaje, y ni siquiera en todo momento.

Lo mejor: Simón Andreu

Lo peor: Infecto sonido.


They Remain

Sectas naturalistas

They Remain

Keith y Jessica son dos científicos que trabajan para una vasta e impersonal corporación, su objetivo es investigar un suceso devastador que tuvo lugar en el remoto campamento de un misterioso culto. Trabajan y viven en un entorno de alta tecnología que está completamente en desacuerdo con el entorno, allí pasan sus días recopilando evidencias físicas del culto, analizándolas e informando sobre sus hallazgos.

La intensidad del trabajo y el aislamiento extremo acercan a la pareja. Pero cuando Jessica descubre un artefacto de origen desconocido, la dinámica entre ellos cambia: se guardan secretos, surgen tensiones sexuales y se acrecienta la paranoia. Keith comienza a tener visiones y es incapaz de distinguir si son pesadillas o fantasmas de los antiguos moradores de la zona. Habiendo perdido cualquier sentido de lo que es real o imaginario, todo lo que sabe es que el horror que él y Jessica han sido enviados a descubrir (algo que podría ser biológico, psicológico o sobrenatural) ahora amenaza su propia supervivencia.