slasher

X

Gallina vieja hace buen Slasher

Has filtrado por etiquetaa: slasher

Ruin me

¿Dónde están los viejos slashers?

Ruin me

Bienvenidos a Slasher Sleepout: The Ultimate Horror Movie Experience. Es parte campamento, parte casa embrujada y parte sala de escape. Todo abordado en un evento extremo de 36 horas. Seis desconocidos son encapuchados, dejados en medio de los bosques, debiendo afrontar extraños peligros. Alexandra, la única participante que nunca ha visto una película de terror, a regañadientes se embarca junto a su novio. Pero uno a uno, todos los campistas se enfrentan a destinos horribles, y Alex debe desentrañar el misterio de quién es el responsable si quiere tener alguna esperanza de supervivencia.

Tras unas merecidas vacaciones en Finlandia follándome renos, otra vez estamos aquí para recorrer, con más o menos sarcasmo, la actualidad cinematográfica dentro del cine de género. La verdad que da pereza, pero todo sea por los millones de maravedíes que acumulamos gracias a la publicidad dentro de la página.

A Night in the Cabin

Que vienen los asesinos suecos

A Night in the Cabin

Cuando una pareja visita una remota cabaña y se cruza con un extraño aficionado a las mentiras peligrosas, sus vacaciones tomarán un dramático giro.

Poco más de doce mil euros para crear un slasher. ¿Hace falta más? En los buenos tiempos desde luego que ese dinero era presupuesto más que de sobra, una buena portada y ya teníamos otro título al que dar salida vía videoclub. Luego, como objetivo secundario, podíamos estar ante un proyecto mejor o peor, sobre todo juzgado por el número de muertes que ofrecía y su truculencia. ¿Dónde se situará “A Night in the Cabin”? Resulta difícil suponerlo, el primer dato que nos despista sería su origen: un slasher sueco no es algo que veamos todos los días, no suele ser una nación que se prodigue dentro de los géneros bastardos. Sin embargo, ya sólo ubicar la trama en unos parajes tan hermosos, por fin la típica cabaña está situada junto a un frío lago sueco, le aporta un plus a esta producción, que además parece haber aprovechado muy bien su escaso montante en metálico.

Cult of Chucky

El plástico no envejece

Cult of Chucky

Atención, el red band tráiler incluido en la noticia contiene una enorme cantidad de spoilers. Véanlo únicamente en el caso de querer joder su experiencia con el retorno del muñeco que más veces ha muerto en la historia del cine.

Encerrada durante los cuatro últimos años en un asilo para criminales dementes, Nica está equivocadamente convencida de que ella, no Chucky, asesinó a toda su familia. Pero cuando su psiquiatra introduce una nueva herramienta de terapia de grupo, un “Good Guy”, una serie de horribles muertes asolan el asilo, y Nica empieza a preguntarse si tal vez no esté loca después de todo. Andy, el antiguo enemigo de Chucky, corre a la ayuda de Nica, pero para salvarla tendrá que esquivar a Tiffany, la novia de Chucky hace mucho tiempo, la cual hará cualquier cosa, no importa cuán mortal o depravada, para ayudar a su amado muñeco diabólico.

Scarecrowd

Espantajo a secas

Scarecrowd

El granjero Tony Maio se convierte en un feroz mutante debido al impacto de un meteorito en la Tierra. Disfrazado de espantapájaros para ocultar su apariencia, comienza a matar a la gente para satisfacer su sed de sangre.

El autor de “Scarecrowd”, el italoamericano George Nevada, dejó la restauración para dedicarse al cine tas la muerte de su padre, el cual llegó a trabajar como secundario a las órdenes de Freda y Bava. Con cuarenta mil dólares en el bolsillo terminó en 2015 su ópera prima: “Scarecrowd: The Musk”, un homenaje, en sus propias palabras, a las viejas cintas slasher provenientes de la tierra de sus raíces familiares. Incluyendo, para gozo de los más peques de la casa, todo el gore y humor que el muchacho ha mamado viendo VHS tras VHS. Los resultados son los que podéis catar en un entrañable tráiler lleno de pus, vísceras y filtros grindhouse. En resumen, un muestrario de tonterías rubricadas por una banda sonora que, a pesar de tocar buena fibra en cuanto a su ascendiente italiano, está varios peldaños por debajo de lo que el “revival” de calidad nos está ofreciendo sonoramente en la actualidad.

Inheritance

De herencias chungas

Inheritance

Ryan Bowman acaba de heredar una casa de 2,5 millones de dólares en la costa central de California. El anterior propietario fue su padre biológico, un hombre al que nunca conoció y al cual creía muerto hace tiempo. Al llegar a la encantadora ciudad con su novia embarazada, la curiosidad de Ryan sobre su padre pronto lo lleva a una investigación más seria sobre el oscuro pasado de la mansión. Mientras los secretos apresan más y más su mente, Ryan termina olvidando a su familia adoptiva. Cuando finalmente descubre la horrenda verdad sobre sus padres biológicos, podría ser demasiado tarde para evitar repetir un patrón similar…

Recuerdo los tiempos inocentes en que recibir una herencia sonaba a coches de época y mansiones coloniales… ahora las propiedades de un familiar fallecido pueden convertirse en un arma de doble filo con tremenda rapidez. No hablo de la vía lovecraftiana, donde los secretos ominosos de una genética corrupta o un tomo con malvada vida propia terminan siendo la verdadera herencia. Me refiero a estas maravillosas leyes regionales españolas que afectan a unos sí y a otro no, habitualmente a los menos poderosos, para aplicar un diezmo a las miserias que nos legan nuestros finados. El impuesto sobre el impuesto, y su gasto en partidas que no representan la verdadera democracia, no son el leitmotiv de “Inheritance”, el thriller del que hoy tenemos noticias.

Red Eye

Será por el humo...

Red Eye

“Ojo rojo” es una leyenda que Gage Barker solía escuchar de niño. Cuando descubrió que había algo de verdad tras ello, reunió a un grupo de amigos para adentrarse en los bosques de Black Creek, Virginia Occidental, y rodar su primer proyecto cinematográfico. ¿Hasta qué punto van a hacer realidad este proyecto? ¿Concretizarán su pasión o cruzarán la línea del terror? [risas malévolas]

“Slasher”, chabacano, “mockumentary”, digital, gore, barato… vaya, parece que las cosas no van a salir como esperaban a estos muchachos, los cuales tan sólo buscan descubrir la realidad de una leyenda macabra en el medio del bosque, uno bien misterioso y alejado de la civilización. ¿Qué podría pasarles mientras se parapetan tras sus cámaras? ¿Por qué hacer caso de las amenazantes palabras de una señora rubia y pechugona? ¿No os parece tierno que uno de sus protagonistas lleve una camiseta de “Headless”?