violencia

Noche de Paz

Noche de palos

Has filtrado por etiquetaa: violencia

Spiral: From the Book of Saw.

¡El juego nunca termina!

Spiral: From the Book of Saw.

Trabajando a la sombra de un policía veterano, el intrépido detective Ezekiel “Zeke” Banks y su compañero novato toman las riendas de una investigación relacionada con una serie de asesinatos que albergan ciertos paralelismos con el sangriento pasado de la ciudad. A medida que profundiza en el misterio, Zeke descubre que él mismo se ha convertido en el epicentro del macabro juego del asesino.

Y así, damos la bienvenida a otra entrega de la saga Saw. Para ser concretos, la novena. Claro que, esta vez, todo indica que intentan salir de la saga numerada para irse al tan moda reboot. Un reinicio, vaya. Algo que con el título, ese Spiral, ya se intuye. También, una vez visto el trailer, por el tono de la propuesta, mucho más en la línea del thriller policíaco con psicópata a lo Seven (1995) o, sin ir más lejos, la primera entrega de la franquicia ¿Se habrá escatimado en gore y truculencias retorciadas varias para centrarse en la trama y los personajes? Puede que, después del in crescendo en estos aspectos que tomó la saga, que incluso nos lanzó los miembros cercenados a la pantalla con el 3D de la séptima entrega, hayan preferido esta opción. Obviamente, sin dejar a un lado la violencia y algunas secuencias de impacto.

Sesión salvaje

Del olvido al corazón

Sesión salvaje

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Sesión salvaje

Presentada en el festival de cine de Sitges, no se nos ocurre otro festival mejor para este producto, el documental “Sesión Salvaje” es una carta de amor de sus directores al cine español que les fascinó en su infancia; a esos títulos que uno no veía, generalmente, en una pantalla grande: pero que se batían en duelo por captar la atención del público, junto a las grandes producciones de los estudios, en las estánterías de los videoclubs. Cine que se suele denominar como “de género”, aunque es una nomenclatura, a mi juicio, parcial que tal vez respondiera mejor a la calificación de Serie B o incluso de letras más bajas hasta llegar a la Z. Películas que, si acaso, acompañaban a las cintas populares en las sesiones dobles de los cines de barrio y cuyos títulos y portadas prometían sensaciones fuertes sin tapujos ni concesiones.

Acompañados por la voz de un Raphael de serie B (un cantánte que imita los caracolillos y las imposturas vocales del original) abre “Sesión Salvaje” su viaje por el nacimiento del cine de entretenimiento español. Comienza con la formación de sus creadores. Curtidos en las coproducciones de mediados de los 60, principalmente con Italia. El spaguetti western, fue la cuna del denominado chorizo western (cine del oeste made in spain), en donde se da justo homenaje a la figura de Joaquín Romero Marchent ( este año también Tarantino, desde su “Érase una vez en Hollywood” ha querído dignificar al director madrileño). Desde ese punto, el documental, a traves de más de 20 entrevistados, desgrana la lucha contra la censura franquista, nuestra aportación al fantaterror europeo, el nacimiento del cine de destape y como este termina dando origen al porno, el criminal que da nacimiento al cine kinki y la comedia española astracanada protagonizada principalmente por Ozores, Pajares, Esteso y muchas chicas ligeras de ropa.

Lo mejor: Sus secuencias y su cariño hacia las cintas de la que habla.

Lo peor: A veces salta a sitios extraños que se salen del tema. Su postproducción es algo pobre.


Parasitos

El hedor de la clase obrera.

Parasitos

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

Parasitos

Parásitos es la película que se ha alzado con la ansiada Palma de Oro en el pasado Festival de Cannes. Y su director, Bong Joon-Ho, es uno de los principales exponentes del nuevo cine coreano. El cineasta se ha movido por muchos géneros: la comedia en “Perro ladrador, poco mordedor”, el thriller policiaco en “Memories of Murder” y “Mother”, el cine de monstruos en “The Host”, o la ciencia ficción con tintes distópicos en “Rompenieves” y “Okja” (la primera película original de Netflix que concursó en Cannes).

En todas sus películas siempre ha demostrado su creencia que el fantástico, la ciencia ficción y la comedia hundían más que ningún otro género sus raíces en lo sociopolítico. En un tiempo en el que todavía la crítica social más clásica y directa sigue ganando premios, el director es todo un ejemplo de cómo llevarla por bandera para contar más cosas, ya que sus películas, además de ser frenéticos viajes repletos de entretenimiento, tienen como base una cruda representación de la realidad y el choque social. Pero hasta ahora ninguna había sido tan tremendamente cruel, y a la vez tan entretenida como esta.

Parásitos es una de esas películas que* no deja indiferente de principio a fin*. Tarda poco en engancharte y no te suelta hasta su arrollador final.

Lo mejor: su sofisticado uso del espacio fílmico, una lección maestra de puesta en escena. Y su experiencia audiovisual implacable, que impacta desde el mensaje hasta la forma.

Lo peor: le sobran algunos excesos en su tramo final.


Erase una vez en Hollywood, asesinos en la realidad y la ficción... ¡Y mucho más!

char el 1x08 del podcast de Almas Oscuras.

Erase una vez en Hollywood, asesinos en la realidad y la ficción... ¡Y mucho más!

Escucha en IVOOX.

Escucha en SPOTIFY

Ya tenéis disponible el octavo programa de la primera temporada de nuestro podcast. Por diversos problemas técnicos, hemos tardado más de la cuenta, pero aquí estamos de vuelta y además, a tope: para las dos secciones grandes nos decidimos por debatir sobre Erase una vez en Hollywood, la última y polémica película de Quentin Tarantino, que podéis completar con la reseña que nos dejó en la web Titus Bellés. Por otro lado, en el Revival, no nos centramos en una sola película, sino en varias, pues os traemos un repaso a varios asesinos de la vida real que han tenido su paso por las pantallas.

Quién a hierro mata

La venganza se come en papilla

Quién a hierro mata

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Quién a hierro mata

Regresa Paco Plaza a la gran pantalla y eso es siempre una buena noticia. Lo hace tomando distancia del cine de terror y saltando de lleno al thriller en una cinta donde demuestra su portentosa capacidad para construir tensión. Firma su trabajo más comercial, con todo lo bueno y con todo lo malo que ello conlleva.

Mario (Luis Tosar) es un enfermero geriátrico muy querido en el asilo en el que trabaja. Tan querido, que al entrar como paciente el patriarca de un clan de narcos gallegos se le asigna su cuidado. Pero la vida de Mario no ha sido fácil y guarda en su pasado cuentas pendientes con el anciano. Ni su próxima paternidad, ni la amenaza que supone ser descubierto por los 2 hijos del capo en cuestión, pueden contener la furia que guarda en su interior.

Lo mejor: Su premisa, las actuaciones y se inquietante plano final.

Lo peor: Poco creible cuando se piensa en ella.


The Death of Dick Long

Tranquilos, no va de asesinos de penes.

The Death of Dick Long

Tras participar en el ensayo de su grupo de música, el mejor amigo de Zeke y Earl muere sin motivo aparente, por lo que sus compañeros deciden no contarle a nadie lo que ha sucedido. Claro que su empresa es difícil: las noticias vuelan en un pequeño pueblo de Alabama, y estos chicos no son precisamente unos expertos a la hora de cubrir sus huellas. Las autoridades aún no han podido identificar el cadáver, pero la mujer de Zeke y su hija comienzan a sospechar que algo huele a podrido. Y no es precisamente Dick.

¿Curiosa título, verdad? Engaña un poco cuando lees la premisa, o ves el trailer. No, no se trata de un despiporre casposo sobre asesinos de penes grandes. Más bien, una historia más clásica, a priori, de suspense e investigación. Claro que eso de clásico queda lejos de las intenciones del director del invento, que no es otro que Daniel Scheinert ¿Y quién carajo es este tipo? Seguro que os empieza a sonar si os digo que dirigió la sorprendente Swiss Army Man (2016), en la convertía a Daniel Radcliffe en un zombie bastante fétido en una propuesta surrealista, pero con muchas más lecturas en su interior de las que se podría esperar. De hecho, en Almas Oscuras, hablamos maravillas de ella, y no por nada venció en el Festival de Sitges de aquel año.