secuela

La matanza de Texas

Cerdo de macrogranja.

Has filtrado por etiquetaa: secuela

Truco o trato tendrá secuela

Y puede que más...

Truco o trato tendrá secuela

Pese a que se truncó su estreno en cines, Truco o trato (2007) se hizo de culto en su exitosa carrera por el formato domestico. De hecho, al aquí firmante le pareció, desde su primer visionado, una cita obligada en la noche de Halloween para todo seguidor del terror, ya sea para descubrirla o para repetir una y otra vez. Así como una de las mejores películas de segmentos que se han realizado, recuperando la nostalgia de las antologías de terror de los setenta y ochenta. Una verdadera sorpresa que, valga la redundancia, a nade debería sorprender que en España tardáramos en poder ver, sin contar internet, mucho tiempo desde su ya de por si tardía salida en Estados Unidos y otros países.

La gente de Warner tardó dos años en sacarla a la luz por la desconfianza en su aceptación por parte del público. En fin.

El director de la joyita es Michael Dougherty, que se estrenaba en tal labor aunque ya era conocido como guionista por los libretos de X-Men 2 (2003) y Superman Returns (2006), ambas de Bryan Singer, que no por casualidad es el productor de Truco o trato. El mismo Dougherty, después de mucho tiempo dándole vueltas, ha confirmado en el Beyond Fest de Los Ángeles que Legendary Pictures le echará una mano para que tengamos secuela, en el que repetirá como director. Y no solo eso, sino que su intención es completar una tercera que, al igual que la primera y la segunda, se encarga de escribir.

Wolf Creek 2, Curse of Chucky & Carrie

Secuelas y remakes para todos los gustos

Wolf Creek 2, Curse of Chucky & Carrie

Tres jóvenes mochileros viajan al legendario cráter de Wolf Creek, en Australia, con la esperanza de vivir una auténtica aventura. Lo que no podían esperar es que esa aventura devenga en pesadilla cuando se encuentren con Mick Taylor, el último tipo al que cualquier persona desearía encontrar. Mientras ellos tratan de huir, el psicópata les dará caza a través del salvaje territorio y, ya en la guarida del asesino, se darán cuenta de la monstruosidad de ese hombre.

Casi diez años han tenido que transcurrir para poder ver de nuevo en acción a Mick Taylor, aquel campesino del desierto australiano, con pinta de bonachón, que se las hacía pasar canutas a un par de turistas despistados. Así es, vuelve Wolf Creek, el survival que en 2005 sorprendió a propios y extraños logrando un inesperado éxito de crítica y público. Para los partidarios de la película original, de entrada, un par de excelentes noticias: repiten John Jarratt en el papel de Cocodrilo Dundee psicópata, y Greg Mclean (El territorio de la bestia, 2007) tras las cámaras. A pesar de que durante años se especuló con la falta de presupuesto como principal razón por la que Mclean no se lanzara de cabeza a una más que probable secuela de su exitoso debut, lo cierto es que es el propio John Jarratt el que ofrece una versión disinta del porqué se ha demorado tanto Wolf Creek 2: “Greg se negó simpre a hacer una secuela de Wolf Creek hasta que encontrase un guión que fuera tan bueno como el original. Pues bien, creo que este guión es incluso mejor. (…) Es una road movie, y algo más que una simple película de persecuciones. Tiene momentos realmente aterradores.” Por desgracia las primeras críticas de la película, tras su paso por Venecia, no son tan condescendientes con Wolf Creek 2. Desde quiénes consideran la secuela como una película “… ni tan sorprendente, ni tan esencialmente aterradora como su predecesora”; hasta quiénes, directamente, niegan que a estas alturas el bueno de Mick Taylor “resulte una presencia realmente amenazante en pantalla”. Por mi parte os confesaré algo (a riesgo de someterme al escarnio público): a pesar de considerarme un ferviente admirador del survival, Wolf Creek siempre me ha parecido una película sobrevalorada… lo que no significa que me parezca una mala película.

Exorcismo en Georgia

El libro de reclamaciones

Exorcismo en Georgia

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

Exorcismo en Georgia

Prácticamente, no hay nada bueno en “The Haunting in Connecticut 2: Ghosts of Georgia” y, lamentablemente, no es una exageración. Cómo ha llegado hasta las pantallas españolas es un misterio: como bien se apuntó en estas páginas, casi no ha tenido distribución cinematográfica en Estados Unidos, y desde abril de este año circula por el mercado doméstico… Que nosotros tengamos el “privilegio” de poder verla en pantalla grande imagino que responde o al ojo avispado de un distribuidor que quiere aprovechar el tirón de The Conjuring, o a que forme parte de un lote; o sea, que se exija su exhibición a cambio de poder proyectar, dentro de unos meses, otra película de mucho más renombre y rentabilidad supuestamente garantizada.

Sea como fuere, ahí está. Cuenta la historia de Lisa y Andy Wiryck, una joven pareja que, junto con su hija Heidi, se mudan a una casa en Georgia que pronto descubrirán tiene más habitantes de los que les gustaría. Lisa comienza a ver a su difunta madre dándole mensajes desde las esquinas oscuras de la casa, y la pequeña Heidi resulta hacerse amiga de un espíritu, el señor Gordy, que parece tener intenciones poco claras… Y, sobre todo, estar relacionado con la misteriosa desaparición de una decena de esclavos en el pasado.

Lo mejor: El aire acondicionado de la sala.

Lo peor: La película no es para una sala de cine, y se nota.


Posesión Infernal 2 en marcha

Y también el regreso de Ash junto a Raimi

Posesión Infernal 2 en marcha

El éxito, tanto comercial como artístico, de la nueva Posesión infernal, ha sentado las bases para que la franquicia resurja en distintas ramas. Era de esperar, pues los 97 millones de dólares ingresados en todo el mundo, con un presupuesto de sólo 17 millones, las buenas críticas, algo poco usual en este tipo de productos, y sobre todo las entusiastas opiniones de los fans, prometen mayores frutos en próximas entregas. Así, el director Fede Álvarez repetirá al mando y ha confirmado, en una entrevista para Collinder, que el proyecto se encuentra en la primera fase de desarrollo.

“Estamos hablando con Sam y debatiendo sobre lo que deberíamos hacer en esta secuela. Será porque crecí en los 80, pero para mi una secuela es la continuación de los hechos desarrollados en la primera entrega y si no has visto la primera no entiendes la segunda. Pero para la industria el concepto de secuela es el mismo pero con un montón de nuevos personajes. Algo así como ocurría en Saw o Destino Final. Pero personalmente no creo que debamos coger a un montón de nuevos jóvenes y les volvamos a meter en la cabaña y vuelvan a abrir el libro”.

La matanza de Texas 3D

Faltaba la secuela 3D...

La matanza de Texas 3D

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

La matanza de Texas 3D

Cuando un jovencísimo Tobe Hooper estaba rodando La matanza de Texas, dudo que supiera el aguante que tendría como franquicia décadas después. De hecho, dudo imaginase que se convertiría en un clásico imitado hasta la saciedad. Pero así es la vida. Allá por 1974 los espectadores de todo el mundo conocieron el terror con olor a cuero y ruido de sierra mecánica. Nacía Leatherface y toda la tropa de degenerados caníbales que le acompañaban en una recóndita casucha de Texas. Las victimas, jovenzuelos de ciudad con ganas de pasar unas agradables vacaciones en tierras pueblerinas. Esto hoy en día nos suena ha visto mil veces, pero en su día, pese a no ser Hooper quién lo inventó – nos podemos remontar, como modelo, al mítico 2000 maniacos (1964) de H.G. Lewis – era una rama todavía fresca del cine de terror y del apogeo del slasher juvenil.

Pese al gran éxito, sobre todo a nivel de rentabilidad, Hooper no se animó con la secuela hasta 1986. Una segunda parte que arriesgaba al cambiar el tono serio por un humor negro cercano a la auto parodia. Comedia grotesca más que cine de terror, La matanza de Texas 2 es una reivindicable joyita del absurdo convertido en diversión absoluta. Además, por ahí andaba el gran Dennis Hooper, pasado de rosca y luchando sierra con sierra con Leatherface. Seguro que no deja indiferente a nadie. Luego llegaron las mediocres Leatherface (1990) y La nueva generación (1994), ambas sin Tobe Hooper a los mandos. La saga cayó en el olvido tras sus funestos resultados. No obstante, en plena era de los remakes, un clásico como la película original tenía todas las papeletas para ser reimaginada. En 2003 aterrizó la versión actualizada, y la verdad, siempre me ha parecido muy recomendable pese a la estilización visual que eliminaba uno de los principales aciertos del original: la suciedad. Tres años más tarde la precuela, sangrienta y divertida pero más convincente como secuela, pues apenas cuenta nada de los orígenes. ¿Qué faltaba? Acertasteis…¡la secuela en 3D!

Lo mejor: Siento ser tan superficial, pero solo se me ocurre que las dos chicas están de buen ver, sobre todo en 3D.

Lo peor: Que la hayan rodado.


The Factory

Thriller Vintage

The Factory

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

The Factory

Seven, de David Fincher (1995), y El Silencio de los Corderos, de Jonathan Demme (1991), dos thrillers que no necesitan ningún tipo de presentación son, además, dos películas que redefinieron el género y, a su vez, lo perjudicaron. Suele pasar: cuando la sombra de algo es tan alargada, cuesta mucho salirse de ella. El Silencio de los Corderos ofreció, entre sus mil virtudes, al psicópata inteligente por antonomasia. Ante Hannibal Lecter no quedaba más remedio que cagarse en los pantalones. Seven, entre sus mil virtudes, demostró que el thriller podía poner los pelos tan de punta como la mejor de las pelis de posesiones o de muertos vivientes.

Y, por culpa de ambas, los noventa estuvieron plagados de thrillers con psicópatas: El Coleccionista de Huesos (The Bone Collector, 1999) de Phillip Noyce; El Coleccionista de Amantes (Kiss the Girls, 1997) de Gary Fleder; Resurreccion (1999) de Russell Mulcahy; Jaquel al Asesino (Knight Moves, 1992) de Carl Schenkel; Jennifer 8 (1992) de Bruce Robinson… y un largo etcétera.

Si en la enumeración anterior estuviera incluida The Factory no nos daríamos cuenta. La única diferencia con algunos de esos títulos es que hay entre ambos veinte años. Por lo demás, nada: lo protagoniza uno de los rostros más emblemáticos de los noventa, John Cusack (eso sí, con casi cincuenta años); es una producción de Dark Castle, que empezó sus andaduras por aquel entonces (House on Haunted Hill, William Malone, 1999), y cumple a rajatabla con todos los tópicos del género que Seven y El Silencio de los Corderos codificaron, para bien y para mal.

Lo mejor: No aburre.

Lo peor: Ya no tenía sentido volver a hacer lo mismo una y otra vez en los noventa; menos aún dos décadas después.