vampiros

Hollyblood

Ni para adolescentes

Has filtrado por etiquetaa: vampiros

Underworld

La versión gótica de Romeo y Julieta

Underworld

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Underworld

“Underworld” supuso el debut como director de Len Wiseman, especialista en videoclips. Por aquel entonces, la guapísima Kate Beckinsale y él eran pareja, por lo que decidió contratarla para el papel principal.

Se trata de una película de acción, terror y fantasía con una clara inclinación hacia el cine comercial o palomitero, es decir, el hecho y pensado meramente con el objetivo de entretener y hacer taquilla. Y como tal no defrauda.

¿De que bando estas, vampiros o licantropos?
En “Underworld” nos vemos obligados a posicionarnos. No hace falta ser demasiado listo para darse cuenta que al que escribe le tiran más los vampiros. Ha decir verdad, la mayoría de las personas prefiere a los vampiros. supongo, éste hecho, se deba a que es mucho más fácil “domesticar” a nuestro lado animal que a la oscuridad, sumado a lo tremendamente atractivas que nos resultan algunas de las cualidades y/o poderes de el mito del vampiro. Pero algunas personas ven en el vampiro algo mucho más parecido a un zombie. Inmortal, si, pero porque ya está muerto, desprovisto de un alma y condenado para siempre a la sombra. Por suerte, y más allá de nuestras preferencias personales, “Underworld” cuenta con una trama nada despreciable que quizás, y solo quizás, nos haga replantearnos nuestra elección inicial aunque solo sea por un instante.

Lo mejor: Kate Beckinsale y sus preciosos ojos, la atmósfera, la mansión vampira.

Lo peor: La falta de atrevimiento tan típica de este tipo de propuestas.


Blade 2

Ten cerca a tus amigos pero más a tus enemigos

Blade 2

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Blade 2

Guillermo del Toro (La forma del agua, Hellboy…) coge al toro por los cuernos en “Blade 2” y lapida de forma contundente la famosa y estúpida frase “segundas partes nunca fueron buenas” con una secuela no sólo a la altura, sino incluso superior a su ya de por si muy disfrutable precuela.

Blade se ve obligado a aliarse con un grupo de vampiros liderado por su peor enemigo, para luchar contra una nueva clase de criaturas que se alimentan no sólo de humanos, sino también de los propios vampiros. Blade deberá decidir si puede confiar en los que hasta ese momento eran sus mayores enemigos, mientras busca la forma de derrotar a esta nueva encarnación del mal que está apunto de dominar las calles e imponer su reinado de terror.

Lo mejor: Blade y la "banda sangrienta" dirigiéndose hacia la casa del dolor mientras suena "I against I" de "Massive Attack". El baño de sangre de Damaskinos. El enfrentamiento final de Nomak contra Blade...

Lo peor: Las malditas supernenas.


Blade

El que ha visto el sol

Blade

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Blade

Vampiros, chupopteros, strigois… diferentes nombres para referirse a una misma cosa, bebedores de sangre. Criaturas de la noche que la literatura y el cine han retratado de mil formas distintas. Desde auténticos monstruos y asesinos despiadados, hasta adolescentes seductores humanizados. Pero hoy quiero centrarme en el vampiro sanguinario, el ser frio y sin alma para el que sólo somos ganado. Así son los vampiros que vemos en “Blade”, y más ahora que Deacon Frost se dispone a tomar el mando.

Wesley Snipes interpreta a la torturada alma de Blade, mitad hombre, mitad vampiro. Blade agudiza sus habilidades letales bajo la dirección de Whistler (Kris Kristofferson), su mentor, su guardián y compañero de los cazadores de la noche. Cuando el sanguinario lord inmortal Deacon Frost (Stephen Dorff), declara la guerra contra la raza humana, Blade es la última esperanza de la humanidad para la supervivencia.

Lo mejor: La escena de la "rave" vampirica y la ducha de sangre.

Lo peor: El nulo poder de El consejo de las sombras.


Vampire Clay

De aquellos polvos, estos lodos

Vampire Clay

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Vampire Clay

En una zona rural cerca de Tokio, una artista frustrada monta la pequeña academia de sus sueños donde otrora trabajase un escultor olvidado y maldito. Sus cinco alumnos intentan seguir los consejos de la estricta maestra, pero se preguntan si la educación recibida fuera de la ciudad será tan buena como la ofrecida en las exclusivas academias de la megalópolis. Entre trabajo y trabajo práctico, un pequeño terremoto descubre una caja con arcilla guardada en su interior, posiblemente perteneciente al desparecido artista que allí vivió. Una de las alumnas empieza a practicar sus artes con el hallazgo, provocando una serie de envidias entre sus compañeros, pero, lo peor de todo, es que también despierta unas fuerzas malignas ocultas en el polvo gris del contenedor. Esta arcilla tiene vida propia y una insaciable sed de sangre, la cual empieza a desencadenar sobre los alumnos, escondiéndose bajo su carne para acabar de incógnito con su próxima víctima. La única esperanza de la clase es obedecer los consejos de un misterioso hombre que ha aparecido allí con la inquietante historia de cómo se origino esa arcilla vampírica.

Lo mejor: Su forma de llevar hasta el absurdo un argumento ya de por sí ridículo, a través de las clásicas mutaciones niponas. ¡Tentáculos!

Lo peor: Demasiados planos ortopédicos. A juego con las actuaciones, claro.


Corbin Nash

¿El primer capítulo?

Corbin Nash

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Corbin Nash

Los Ángeles está sumida en una extraña ola de desapariciones que se prolonga décadas atrás. Las calles no son seguras por la noche, pero las prostitutas y los maleantes siguen intentando ganarse las habichuelas cuando se pone el sol, por mucho que unas figuras misteriosas se infiltren entre ellos para robarles algo más importante que el dinero: la sangre. Corbin Nash es un policía, más duro que el granito y más fornido que un caballo percherón, cuyos padres desaparecieron igualmente. Su obsesión es encontrar a sus convecinos desaparecidos y dar matarile a los criminales que asolan su preciosa ciudad. Una noche cualquiera, mientras limpia su conciencia con alcohol, Corbin descubre que sus padres en realidad eran unos cazadores de vampiros que fueron ajusticiados por aquellos que perseguían. Entendiendo la realidad desde una perspectiva diferente, Corbin emprende la caza de un drag queen chupasangres que se dedica a raptar strippers. Por desgracia sus pesquisas terminaran con su vida en un callejón encharcado, a no ser que por algún milagro vuelva a resucitar como un vampiro vengativo: el justiciero de Dios definitivo.

Lo mejor: Corey Feldman como vampiro drag queen pasadísimo de rosca.

Lo peor: El héroe principal tiene menos carisma que un saco de harina.


Vampire Clay

Vampiros de plastilina

Vampire Clay

Junto a una escuela de arte rural se descubre una pequeña tumba que alberga lo que parece una arcilla especialmente maleable. Lo que no saben sus próximos usuarios, los alumnos de la escuela, es que dicho material es presa de una maldición que le otorga una extraña vida y cualidad, la de absorber tejidos vivos para unificarlos con la misma arcilla. Arte y gore dándose la mano en una obra sin miedo al absurdo.

“Vampire Clay” (“Chi o su nendo”) es una nueva obra casposa salida del país del Sol Naciente, esta vez el humor nace de forma involuntaria al contrario de lo que podría sugerir su nacionalidad. Es decir, aunque actualmente el cine de género también pase por horas bajas en Japón, todos recordamos la actitud gamberra y cretina de su característico splatter , capaz de reinar en la parrilla durante un breve periodo de tiempo como demostraron “Versus”, “Dead Sushi”, “Zombie Ass”, “Gothic Lolita Psycho” u otras obras de mayor calidad como “Tokio Gore Police” o “Tomie Reborn”.