maternidad

Todas las lunas

Érase una vez una vampira...

Has filtrado por etiquetaa: maternidad

El cuento de la criada

¡Mujer tenías que ser!

El cuento de la criada

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

El cuento de la criada

Si existe una serie de auténtico terror perfecta para comentar un día como hoy, 8 de marzo: Día de la mujer, es sin duda The Handmaid’s Tale (“El cuento de la criada”)

Su primera temporada se alzó con 5 Emmys, incluyendo mejor serie dramática y mejor actriz protagonista para la enorme Elisabeth Moss. Y la importancia de cada uno de esas estatuillas es también enorme por todo lo que significan.
La serie se basa en la novela de la escritora canadiense Margaret Atwood publicada en 1985, la cual se convirtió en todo un referente y no solo por su contenido feminista, si no también por estructura narrativa, utilizando flashbacks crear una distopía siempre anclada a elementos reales, como el terror a la represión, la religión o la misoginia.
El libro de Atwood finaliza justo donde acabó la primera temporada, así que otro de los retos ha sido continuar la historia durante dos temporadas más. Para ello, los guionistas, con Bruce Miller a la cabeza, han contado con la asesoría y seguimiento de la autora. Y, de momento, podemos decir que la prueba está más que superada… Hulu ya ha anunciado que el miércoles 5 de junio estrenará los tres primeros capítulos de la tercera temporada (compuesta por 13 episodios en total)

Lo mejor: Elisabeth Moss y todo el reparto femenino, a destacar Ann Dowd como la implacable Tía Lydia; Madeline Brewer, como la frágil Janine; Samira Wiley como Moira; o Yvonne Strahovski en la piel de Serena.

Lo peor: el desazón y el mal cuerpo. Nada que no podamos sentir también cualquier otro día viendo un telediario…


The prodigy

Smack my kid up

The prodigy

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

The prodigy

Hemos perdido ya la cuenta del numero de películas con niño malvado que hemos visto a lo largo de nuestra vida. Se trata de un subgénero realmente agotado y que a día de hoy funciona mejor como elemento dentro de otros terrores que como base sobre la que mantener tu película. El error viene, además, cuando nos creemos que la cara de cabrón del niño de turno puede mantenernos aterrorizados durante hora y media y encima ser mínimamente verosímil. Si decides jugarte toda tu película a una sola carta debes estar muy seguro de que esta justificará dicho protagonismo.

En el caso de The Prodigy, el niño de marras (Jackson Robert Scott) cumple con el papel sin problema alguno. Su uso de la expresión facial intermitente entre lo diabólico y lo tierno lleva el peso de la credibilidad a lo largo de la narración.
Y aquí, en el uso de su piedra angular, es donde la película mueve pieza de manera interesante. Pues daba esta sobreexplotación infantil y lo difícil que es dar con una idea nueva y original que justifique el contexto, McCarthy (como ya hizo antes en El Pacto y Home) decide moldear el “cómo” antes que el “qué”. Dichas anteriores propuestas hacían un uso muy visual de la narrativa. El Pacto, por ejemplo, era una historia de fantasmas bastante conocida, pero contada desde la aspereza y frialdad más propia del Thriller, e incluso tomaba la decisión de añadir elementos de dicho género en su historia.

Lo mejor: Mantenerse en lo terrenal le sienta muy bien.

Lo peor: Mal que me pese, los momentos de terror. ¡Ah, y que en toda la peli no suene Invaders must die!