maternidad

Todas las lunas

Érase una vez una vampira...

Has filtrado por etiquetaa: maternidad

Todas las lunas

Érase una vez una vampira...

Todas las lunas

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Todas las lunas

Rodada íntegramente en euskera, la película “Todas las lunas” se vale de un monstruo ancestral, como es el vampiro, para construir con él un cuento oscuro (pero no mucho), adulto y despojado por completo de los ingredientes del terror. Algo poco frecuente en cine, más común en literatura, que sitúa la película en un territorio un tanto ambiguo y templado. Pero pese a sus imperfecciones, el film contiene también muchos elementos meritorios que esperemos que, al que lea esta reseña, le seduzcan lo suficiente para dar una oportunidad a esta experiencia.

La cuarta guerra carlista está terminando, pero sus estragos han incidido de lleno en un orfanato. Entre humo y escombros una niña está herida de muerte. En sus últimos estertores pide a una mujer que la contempla que le salve. Despertará convertida en un vampiro. Condenada a contemplar eternamente todas las lunas y a aprender a ser como el resto de su manada. Pero antes de que la enseñen las normas básicas de esa nueva vida, su clan sufre una emboscada y sola tendrá que aprender a controlar su nueva naturaleza. El encuentro con un aldeano que la acoge como a su hija lo cambiará todo.

Lo mejor: Apuesta por ser algo diferente. Su factura en la segunda mitad de la historia.

Lo peor: Su factura en la primera mitad es confusa. Sus intenciones son tan suaves que al final no deja una gran impronta.


La nube

Comer y crecer

La nube

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

La nube

Como podéis leer, el Festival de Sitges nos alimenta muchos meses esta web. No es para menos, porque nos pegamos palizas maratonianas en esos días. "La nube" fue una de las últimas que disfrutamos en el certamen. Se trataba de una cinta muy particular que podríamos incluir en el subgénero del cine de bichos. Un excelente drama que se vale de la fantasía, al borde de la ciencia ficción, para ir deshaciendo a su personaje protagonista como a una aspirina en un vaso de agua. En esta degradación física y sicológica de su heroína, se erige el interés principal de esta nube de insectos.

Madre e inexperta propietaria de una granja, Virginie (Suliane Brahim), está empeñada en sacar adelante a su familia criando saltamontes para confeccionar con ellos harinas alimenticias. Un negocio complicado, en tanto en cuanto, el hacer crecer a estos insectos de forma rentable requiere mucha atención en su alimentación y en la creación de un entorno fértil para su desarrollo. Desgraciadamente esta madre no logra encontrar la forma de que la crianza funcione. Los animales no alcanzan el tamaño deseado y la granja corre el riesgo de una bancarrota. Justo en el momento en que ya no puede más, un accidente fortuito revelará que estos insectos crecen mejor con una dieta rica en glóbulos rojos. Para sacar el negocio adelante se hará preciso encontrar sangre de calidad para las pequeñas bestias, que cuanto más crecen más apetito tienen.

Lo mejor: Un planteamiento original que combina realismo y fantasia con pericia. La excelente interpretación de su protagonista.

Lo peor: A veces el comportamiento de esta nube es un tanto inverosimil.


Son

El niño, la madre y la secta satánica

Son

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Son

La referencia más cercana a la película que reseñamos en estos párrafos me viene de la literatura. Concretamente de los best-seller de Dean R, Koontz. No es que todos los libros de este autor sean iguales ni mucho menos; pero sí que existe toda una colección de títulos cortados a patrón, que marcan un camino del que “Son” sigue la estela. Son esas novelas de persecución a un individuo al que nadie cree y que de pronto cuenta con un aliado para enfrentarse a una fuerza, en una batalla tan desigual que se antoja imposible de ganar. Para aquellos que quieran aventurarse a estas historias, hablamos de novelas como “Los servidores del crepúsculo”, “Los ojos de la oscuridad”, “Víctimas”, “Extraños” o “Mirada ciega”. “Son” es una película de huida construida en torno a una letal relación Madre-hijo.

Laura (Andi Matichak) trata de sacar adelante su casa y a su pequeño David (Luke David Blumm) ella sola. Como toda madre soltera de cine, se sacrifica para que no falte de nada y pone por delante de cualquier otra consideración el bienestar de su pequeño. Una noche, al entrar en la habitación del crio, se la encuentra llena de desconocidos. Incapaz de resistirse al espanto que siente, huye despavorida. Al regresar todo parece haber sido una pesadilla, pero este acontecimiento coincide con una extraña enfermedad en el menor. Laura se agarra entonces a la incipiente amistad con un policía (Emile Hirsch) en busca de un aliado. Mientras, los síntomas de David toman un giro inesperado que obliga a madre e hijo a una incierta huida.

Lo mejor: Buena interpretación de su protagonista y un tono de terror serio.

Lo peor: Se ve venir todo desde lejos y no aporta grandes novedades.


Come play

Babadook lite

Come play

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Come play

Yo soy de los que opinan que “The babadook” de Jennifer Kent, es una de las mejores películas de terror del nuevo siglo. Es cierto que su parte central puede hacerse reiterativa, pero la cinta sabe llevar en paralelo una inquietud real: la de una madre que ha de lidiar, día si y día también, con un hijo problemático, y otra inquietud sobrenatural que trae una criatura con un elegante aroma a cine clásico. Pocas cintas me han transmitido de forma tan clara la angustia y la asfixia que padecen las personas que, sin ayuda, han de cuidar de un familiar dependiente. Por si fuera poco la interpretación de su pareja protagonista (Essie Davis y el jovencísimo Noah Wiseman) son de esas que se quedan bajo la piel del espectador. Seis años después, un gran estudio norteamericano ha decidido rescatar la esencia de este título australiano para regalarnos una montaña rusa de sustos al estilo de la factoría Wang.

El pequeño Oliver tiene dificultades de aprendizaje y de comunicación. En el colegio sufre el rechazo de sus compañeros. En casa la inminente separación de sus padres ha aumentado su carácter retraído. El crio utiliza su tablet como un primer filtro para ver el mundo y como herramienta para transmitir sus pensamientos. Pero la tecnología dejará de ser un aliado cuando, entre los cero y unos del ADN informático, aflore “Larry”: un ser demoníaco que habita en un cuento interactivo para dispositivos móviles, que se lleva al ciberespacio a los niños enganchados a las nuevas tecnologías.

Lo mejor: varios sobresaltos son muy potentes

Lo peor: Los personajes, la trama y todo lo que sujeta la narración es muy poco creible


Baby

Está todo dicho

Baby

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Baby

El director Juanma Bajo Ulloa se acercó a la localidad costera de Sitges a presentar su último trabajo: Baby. Las Expectativas eran altas pues su inquietante cartel en el que una araña abrazaba con sus patas un chupete, y el saber que la película carecía de una sola línea de diálogo, nos hacían dudar respecto a su propuesta. Desde luego la cinta de Ulloa no dejará indiferente a nadie. Lo que este director propone es una experiencia visual que precisa de un espectador pro activo que acepte su juego; el realizador por su parte le va a entregar un vistoso ejercicio de cine de factura elegante.

Baby es un cuento moderno. Pero que nadie entienda por cuento una historia disney, pues la película ha sustituido a la princesa por una madre drogadicta, asediada por el mono, que habita en un apartamento tomado por la suciedad y los vómitos. Es el mono y su incapacidad de atender a su pequeño, el que lleva a la protagonista a vender su hijo a una misteriosa mujer, léase bruja, que vive con otras dos jóvenes (puede que sean sus hijas) en una lóbrega villa, que hace las veces de castillo encantado. Rápidamente nuestra particular heroína se dará cuenta de su error y entrará a hurtadillas en la casa de estas tres mujeres para recuperar a su pequeño.

Baby es el trabajo más arriesgado hasta la fecha de este realizador. No sólo por su ausencia de diálogos, sino también por la insistencia de Ulloa en repetir sus símbolos como las rimas de un poema repiten las sílabas finales. No es casual esta comparación con la poesía, pues este trabajo, además de un cuento, bien podría ser un poema audiovisual. Poema que cuenta con un precioso prólogo musical. Las únicas palabras que escucharemos son las de la canción que acompaña esa secuencia inicial, en la que contemplamos la belleza y la crueldad de la que es capaz la naturaleza. Esa naturaleza estará presente durante la historia compitiendo en protagonismo con el resto de los personajes, pues tengo la impresión que para el director hombre y entorno somos todo uno.

Lo mejor: Visual y sonoramente brillante.

Lo peor: La ausencia de diálogos es un recurso tan forzado que termina afectara la acción. El interminable juego del escondite a mitad de cinta.


Pelican blood

Infierno maternal

Pelican blood

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Pelican blood

El festival Online Atlantida Film Fest, que como todos los meses de agosto nos regala la plataforma Filmin, reúne una envidiable colección de títulos de cine independiente de todo pelaje, que deparará no pocas sorpresas a los que se quieran sumergir entre su catálogo (de hecho aprovecho la ocasión para señalar lo sumamente interesante que es esta plataforma; en mi opinión la mejor de todas para degustar buen cine). Nos ha brindado la oportunidad de poder ver este título que se nos pasó en Sitges y que, tras su proyección, polarizó opiniones. Estamos ante un interesante drama, con momentos muy inquietantes, que poco a poco va abrazando elementos de fantasía con desigual acierto. Un film pariente cercano a títulos tan dispares como “The babadook” o “El buen hijo”.

La protagonista, que interpreta la actriz Nina Hoss, es una adiestradora de caballos, con una hija adoptiva a punto de alcanzar la adolescencia, que decide acoger a una nueva criatura: una niña búlgara de cinco años. Lo que se inicia como la culminación de un sueño, se va tornando en pesadilla cuando la pequeña manifieste un comportamiento violento y sexualmente agresivo, algo que comienza a aislar a la familia del resto de su entorno. Pronto descubrirán que no son los primeros que han tratado de domar a esta fiera, que arrastra un episodio terriblemente traumático con su madre natural que la convierte en una potencial psicópata. Wiebke, así se llama la sufrida aspirante a madre del año, no contempla la devolución como una solución al problema y, consciente de que esa es la última oportunidad para la pequeña de tener una vida feliz, se enfrentará con uñas y dientes contra el lado oscuro de su nueva hija.

Lo mejor: Su primera mitad es sumamente inquietante.

Lo peor: El cariño por sus personajes traiciona a la guionista.